Continúan los despidos en el sector tecnológico tras el «Año de la Eficiencia»

Una asistente se hace una foto delante de la casa de Google en CES 2024, una feria anual de electrónica de consumo, en Las Vegas, Nevada, EE.UU. 10 de enero 2024. (Reuters)

Aun así, se anticipa que la cantidad de despidos será menor que los masivos recortes de empleo experimentados en 2023.

16 de enero (Reuters) – Puede que el «Año de la Eficiencia» de las grandes tecnológicas haya terminado, pero los recientes despidos en Google y Amazon han puesto de manifiesto que las empresas seguirán recortando puestos de trabajo en 2024 mientras realizan grandes inversiones en IA generativa.

Los analistas y expertos del sector creen que los despidos serán menores y más selectivos este año, ya que es más probable que las empresas que se apresuran a ponerse al día en la carrera de la IA tomen este tipo de medidas para compensar los miles de millones de dólares que están gastando en esta tecnología.

Alphabet (GOOGL.O) sugirió eso la semana pasada, diciendo que planea invertir en sus «mayores prioridades» mientras la matriz de Google despedía a unos mil empleados en múltiples divisiones, incluyendo en su unidad de asistente de voz y el equipo responsable de Pixel y Fitbit.

Ni siquiera su negocio de publicidad se salvó, con un informe el martes diciendo que cientos de puestos de trabajo estaban siendo recortados en la unidad.

Amazon.com (AMZN.O) despidió la semana pasada a varios cientos de empleados en sus operaciones de streaming y estudio. También se recortaron cientos de puestos de trabajo en su plataforma de retransmisión en directo Twitch y en la unidad de audiolibros Audible, según los medios de comunicación.

En total, las empresas tecnológicas han despedido a más de 7.500 empleados en lo que va de enero, según el sitio web de seguimiento Layoffs.fyi.

«Ninguna empresa quiere quedarse atrás en la revolución de la inteligencia artificial y todas se están asegurando de tener estas capacidades y les están dando prioridad, aunque sea a expensas de otras iniciativas», dijo Gil Luria, analista de D.A. Davidson & Co.

Tanto Google como Amazon están invirtiendo agresivamente en sus esfuerzos de IA. Google, que intenta acortar distancias con Microsoft (MSFT.O) en la carrera de la IA, presentó el mes pasado su esperado modelo Gemini, mientras que Amazon está desarrollando un modelo cuyo nombre en clave es «Olympus» para competir con el modelo GPT-4 del fabricante de ChatGPT OpenAI.

PRIORIDADES DE CONTRATACIÓN

Aun así, se espera que la magnitud total de los despidos sea mucho menor que la de los recortes masivos del año pasado, ya que el gasto en tecnología se recupera gracias a una economía más estable.

Según un informe de Challenger, Gray and Christmas de principios de mes, el sector tecnológico suprimió 168.032 puestos de trabajo en 2023 y registró el mayor número de despidos en todos los sectores.

Los recortes fueron de decenas de miles en gigantes tecnológicos como Alphabet, Microsoft, Amazon y Meta (META.O) cuyo consejero delegado, Mark Zuckerberg, calificó 2023 como el «Año de la Eficiencia».

«No creo que haya un ajuste de cuentas similar. (El año pasado) las empresas tecnológicas se desprendieron de todos esos empleados que contrataron durante la pandemia», afirma Beatriz Valle, analista de GlobalData.

«La IA está impulsando mucho dinamismo, pero esto sólo significa que las empresas tecnológicas cambiarán sus prioridades de contratación».

Algunas empresas tecnológicas ofrecen salarios elevados para puestos relacionados con la IA.

El año pasado, la aplicación de citas Hinge, de Match, buscaba un vicepresidente de IA con un salario base de hasta 398.000 dólares al año, y Amazon ofrecía un salario máximo de 340.300 dólares para un alto directivo de ciencia aplicada y genAI.

Se espera que el gasto aumente las expectativas de los inversores sobre los beneficios de la genAI, pero, según analistas y expertos, la mayoría de las empresas podrían tardar más en obtenerlos.

Hasta ahora, sólo Microsoft (MSFT.O) y el gigante del chip Nvidia (NVDA.O) se han convertido en los grandes ganadores de este boom.

Daniel Keum, profesor adjunto de Gestión en la Escuela de Negocios de Columbia, afirma que el pasado demuestra que se puede tardar una década o más en obtener beneficios de las nuevas tecnologías.

«La pregunta es si esta vez la IA será diferente. Yo soy pesimista, pero muchas personas inteligentes creen que esta vez será mucho más corto», dijo.