Hacinados y sin alimentos ni medicinas: Esposas de periodistas cubanos dicen que la situación en la cárcel se ha agravado

Lázaro Yuri Valle Roca y Jorge Bello Domínguez, periodistas independientes cubanos en prisión. (Radio TV Martí)

Los periodistas independientes Yuri Valle Roca y Bello Domínguez cumplen condenas de 6 y 15 años en Combinado del Este.

(Tomás Cardoso) –  Las esposas de los periodistas independientes cubanos Lázaro Yuri Valle Roca y Jorge Bello Domínguez denunciaron las malas condiciones de la prisión Combinado del Este, en La Habana, donde ambos cumplen sus condenas.

Luego de más de 45 días sin que Bello Domínguez pudiera recibir visita familiar, Yuleidys López González logró verlo. “No tenía nada que comer. Él me hizo saber que no le están dando la alimentación correctamente a las personas que tienen diabetes, no le están dando la dieta médica que llevan esos enfermos, tampoco le están dando los medicamentos controlados, ni los de la presión. Los diabéticos que se inyectan insulina no tienen como medírsela, se la están poniendo al azar y todo eso es de conocimiento de la doctora Zuanel, jefa de salud de la prisión y la dirección del penal”, aseguró.

Otro de los problemas es el hacinamiento que sufren los reos, alertó López González y aclaró que los presos del 11 de julio que aún están arbitrariamente en las zonas de máxima seguridad, la están pasando “pésimo”.

“El Combinado está abarrotado, en las celdas donde están ellos –unas de las de mayor capacidad– sacan siete y meten 14”, dijo.

El periodista independiente ha sido maltratado en reiteradas oportunidades en el Combinado del Este. La última vez ocurrió el pasado 8 de noviembre donde lo sacaron por la fuerza del Edificio No 1, Tercero Sur, y le echaron espray en los ojos. Además, fue enviado recientemente para una celda de castigo por las denuncias que realiza sobre las precarias condiciones que sufre la población penal.

Bello Domínguez, de 48 años, cumple 15 de condena por su participación en las protestas populares del poblado de Güira de Melena en la provincia de Artemisa, el 11 de julio de 2021. Fue sentenciado por el Tribunal Militar de la Región de Occidente por los presuntos delitos de sabotaje con carácter continuado, robo con fuerza, desórdenes públicos y desacato.

En ese mismo centro penitenciario está el periodista Lázaro Yuri Valle Roca, a quien en octubre de 2023 le fue revocado el régimen de menor rigor. Su esposa, la también comunicadora Eralidis Frómeta, explicó a Martí Noticias que su estado de salud sigue empeorando.

“El régimen continúa negándole la asistencia médica, pese a todas las enfermedades que adquirió dentro de la cárcel y ni siquiera hemos podido entrar un medicamento para el dolor por sus problemas de circulación. La salud de él esta complicada, no le han visto el problema de la vista, ni le han revisado sus pulmones”.

Eralidis señaló lo complicado que se hacen las visitas debido a los altos precios de los alimentos y el transporte. “Llevar una jaba a la cárcel sobrepasa de los 25 mil pesos, yo al menos lo estiro hasta donde me da el dinero para llevar un poquito de cada cosa”, detalló.

Valle Roca recibió una golpiza en octubre pasado a manos del teniente Coronel Airén Frías Frontela, segundo jefe del penal Combinado del Este. El maltrato físico ocurrió en el centro correccional de menor rigor Punto Cero, donde se encontraba en ese momento a la espera de una entrevista con el Consejo de Beneficios Penales para la aprobación de su libertad condicional, derecho que le corresponde por haber cumplido ya la mitad de su condena pero que le fue negado.

El periodista, de 62 años y director del blog digital y el canal YouTube «Delibera», fue condenado por el presunto delito de propaganda enemiga de carácter continuado a cinco años de prisión. Lo acusan de haber filmado y publicado en redes sociales un video donde activistas lanzaron desde una azotea en Centro Habana octavillas con frases de José Martí, a favor de la democracia, la liberación de los presos políticos y la celebración de elecciones libres en Cuba.