Seis médicos van a juicio en Bayamo por un paciente fallecido en un hospital sin insumos

Cuatro de los seis médicos juzgados en Bayamo por el caso de un paciente fallecido. (Facebook)

Los médicos están siendo juzgados por haber atendido a un paciente que falleció presuntamente debido a la carencia de insumos.

Bayamo  (DDC) – Seis médicos del Hospital Carlos Manuel de Céspedes, de Bayamo, están siendo juzgados por haber atendido a un paciente que falleció, presuntamente, debido a la carencia de insumos que presenta dicha instalación, informó en Facebook Alexander Figueredo, un doctor cubano exiliado en EEUU.

«Salud Pública de Bayamo, ya me enteré que están celebrando un juicio a seis cirujanos del Hospital Carlos Manuel de Céspedes. Un juicio a puerta cerrada y amañado como siempre. Seis cirujanos que trataron de hacer magia para salvar la vida del paciente y por no contar con muchos recursos, fatalmente falleció. Pero era un ‘peje’ gordo y ahora le están pidiendo dos años de prisión a cada médico», explicó Figueredo.

Este doctor, radicado en EEUU después de ser reprimido y acosado por la Seguridad del Estado, recordó: «Colegas, así es como actúa la dictadura, no carga nunca con la culpa y los juzga a ustedes de negligentes. ¿Qué esperan para pedir la baja de ese sistema diabólico?».

En otra publicación de Facebook, Figueredo identificó a los imputados y dijo que una comisión de Manzanillo pide dos años de privación de libertad para cada uno. «Solamente por operar a un paciente accidentado en una moto, y en el salón no había levine ni sutura y el tomógrafo estaba roto, entre otras cosas que todos los médicos cirujanos conocemos que carecen los salones. Son (los médicos): Rafael José Sánchez Vázquez, Yoandra Quesada Labrada, Ristian Solano, Elizabeth Silvera, William Pérez Ramírez y Henrry Rosales Pompa», detalló Figueredo.

En un último post sobre el caso, el médico cubano exiliado pidió al pueblo de Bayamo y de toda la provincia Granma movilizarse el viernes «por la plaza» cerca del «Tribunal No. 1» de Bayamo. «Vayan para allá a apoyar a estos galenos que lo único que hacen es seguir trabajando sin medicinas y sin recursos haciendo magia con los pacientes. Conozco a Rafael y a Ristian, y no merecen estar ahí», concluyó Figueredo.

Este doctor ha realizado numerosas denuncias sobre el sistema sanitario cubano. La mayoría tienen en común la grave escasez de insumos que sufren las instalaciones del Ministerio del Salud Pública. A mediados de octubre, Figueredo expuso el caso de un niño santiaguero con un tumor en la cabeza que esperaba ser operado. Dicha operación no sucedía porque no había instrumental para realizarla.

A finales de septiembre, un niño de siete años hospitalizado en una unidad de cuidados intensivos de la provincia de Pinar del Río falleció en medio de esfuerzos de sus familiares para hallar un medicamento que era necesario para salvarlo y está en falta en hospitales.

En julio trascendió una encuesta del proyecto Cubadata con cifras alarmantes sobre la crisis sanitaria en la Isla. El 57,6% de los cubanos consultados enfrentaba serios obstáculos para obtener atención médica, y más de un 80% tenía dificultades para hallar medicamentos.