viernes , 21 junio 2024

Atajar la fuga de médicos y maestros, la razón del incremento salarial en Cuba

En 2022 hubo alrededor de 12.000 médicos menos, y el último curso escolar enfrentó la pérdida de miles de docentes.

La Habana (DDC) – El Gobierno cubano admitió que el anuncio de una subida salarial para el personal del Ministerio de Salud Pública (MINSAP) y del Ministerio de Educación (MINED), se tomó con el propósito de «disminuir la fluctuación de profesionales hacia otros sectores». Así lo dijo Luis Fernando Navarro Martínez, viceministro de Salud Pública, al intervenir en el programa televisivo de la «Mesa redonda» el jueves, cuando indicó que el incremento salarial se hará efectivo a partir de enero de 2024 y beneficiará a la mayoría de los más de 300.000 empleados del sector.

Según el funcionario, estas son parte de las «medidas aprobadas para la atención al sector que se incluyen en las medidas del Gobierno para corregir distorsiones en la economía», las que suponen sobre todo un incremento de tarifas y precios de servicios básicos, como el combustible, el gas licuado y el transporte público.

Navarro Martínez indicó que son 22 las medidas para el sector, de las que cuatro son fundamentales.

La primera, que va dirigida a médicos, enfermeros, tecnólogos, estomatólogos, psicólogos y farmacéuticos, implica el pago adicional mensual por años de servicio. Los incrementos van desde los 1.000 pesos para quienes llevan cinco años de trabajo, hasta los 3.000 pesos para los que suman 30 años.

Por su parte, los trabajadores de las universidades de Ciencias Médicas, recibirán el pago por años de servicio prestados según dispondrá el Ministerio de Educación Superior, una cifra que abarca a más de 212.000 trabajadores.

Otra medida implica incrementar la tarifa de pago por guardias, una vieja demanda de los sanitarios cubanos. Para médicos y estomatólogos, serán 50 pesos más por cada hora las noches, sábados y domingos; para personal de enfermería, 40 pesos la hora; para tecnólogos, 30 pesos.

Además habrá un pago adicional por condiciones especiales, que las autoridades dirigirán a profesionales que están asumiendo la carga laboral del personal faltante. Para médicos y estomatólogos, irá desde los tres pesos por hora hasta los nueve, de acuerdo con grupos decididos por el MINSAP, e incluirá desde los servicios de médicos de familia hasta hospitales. En cuanto al personal de enfermería y los tecnólogos, va de 1,40 pesos a 3,50 por hora. Esta suma, además del salario, antigüedad y guardias.

La subida podría alcanzar hasta un límite del 100% del salario del trabajador, dijo el viceministro.

«La medida supondrá unos 13.000 millones de pesos, que no estaban dentro del presupuesto dedicado al MINSAP», comentó Navarro Martínez.

En cuanto a los maestros, las tarifas e incrementos serán los mismos, anunció en el propio programa Naima Trujillo Barreto, ministra de Educación.

La funcionaria aclaró que los aumentos de la remuneración implican a maestros y a trabajadores no docentes, que también escasean en las escuelas cubanas.

Sin ofrecer detalles, indicó que los docentes de los Institutos de Ciencias Exactas y escuelas pedagógicas serán atendidos de forma especial. También, que la remuneración por sobrecarga laboral será algo generalizado: «En todo el país puede haber esta situación», admitió.

Trujillo Barreto mencionó la existencia de regulaciones que no permitían pagar más salario a los docentes por asumir tareas extras, y reconoció que el dinero para esos fines «viene de la inejecución del presupuesto». O sea, de sumas presupuestarias sobrantes.

Finalmente, también en el programa televisivo, Walter Baluja, ministro de Educación Superior, anunció medidas similares para los profesores universitarios. Reconoció que la exportación de esos profesionales se ha extinguido después de la pandemia, pues ahora se le solicitan a su cartera más cursos online.

En el sector, dijo, se pretende incrementar la «estimulación moral». Al respecto, señaló que en 2023 casi 3.000 trabajadores de la Educación Superior fueron condecorados, lo que calificó como «una de las vías más importantes para mantener motivados y reconocidos a nuestros trabajadores».

Mencionó también la existencia de un «fondo de reserva» para construir viviendas para los profesores, pero no ofreció detalles al respecto.

Aparte de lo anterior, los funcionarios dijeron que hay otro grupo de medidas que serán informadas más adelante y se implementarán paulatinamente durante 2024.

Solo en 2022, hubo alrededor de 12.000 médicos menos en el sistema sanitario cubano, según cifras oficiales, mientras que al iniciar el curso escolar en septiembre último, fuentes del MINED cifraron en miles el déficit de docentes.

Aparte del éxodo migratorio histórico que vive el país, los profesionales de la Isla prefieren irse a sectores mejor remunerados antes que seguir sometidos a una carga laboral muy dura por un salario que la inflación vigente en Cuba convierte en arena.