domingo , 19 mayo 2024
Miguel Díaz-Canel, centro izquierda con un sombrero rojo, y Raúl Castro asisten a una reunión para conmemorar el Día Internacional de los Trabajadores en la Plaza Antiimperialista José Martí en La Habana, Cuba, el miércoles 1 de mayo de 2024. (A.Ley / AP)

Bajo número de asistentes al acto convocado por el régimen por el Primero de Mayo

El régimen suspendió el desfile en la Plaza de la Revolución y estableció como punto de reunión la Tribuna Antiimperialista.

La Habana (DDC) – Según cifras del régimen cubano, alrededor de 200.000 personas asistieron al acto convocado en la Tribuna Antiimperialista de La Habana, informó Cubadebate.

La cifra muestra una clara disminución de los asistentes a la marcha, la mayoría de los cuales asistieron convocado por instituciones estatales como el Partido Comunista de Cuba, la Unión de Jóvenes Comunistas, las Fuerzas Armadas, el Ministerio del Interior y la Asociación de Combatientes de la Revolución Cubana. En comparación, en la misma fecha, pero de 2019, asistieron unas 900.000 personas en La Habana y, un total de alrededor de 6,6 millones en todo el país, según cifras oficiales.

En esta ocasión el evento estuvo presidido por Miguel Diaz-Canel, Raúl Castro y Ulises Guilarte de Nacimiento, secretario general de la Central de Trabajadores de Cuba (CTC). El diario oficial Granma informó que, al evento asistieron más de 1.000 personas provenientes de 200 organizaciones solidarias alrededor del mundo.

En Cuba la movilización se hizo convocada por instituciones del régimen, mientras que en otros países se realiza de forma independiente organizada por sindicatos no gubernamentales. «Desde el punto de vista jurídico, en Cuba hay una amplia explotación laboral. Según las convenciones de la Organización Internacional del Trabajo (OIT)», explicó Edel González Giménez, en un trabajo publicado por DIARIO DE CUBA.

González Giménez agregó que, la explotación laboral implica además la carencia de derechos y de libertad sindical. «Hay explotación laboral allí donde las leyes y realidades generan un tipo de dominación de parte del jefe hacia el empleado, entendiéndose como jefe no solo al sujeto empleador directo, sino al sistema político, económico, social y legal imperante», dijo.

Para este año el régimen cubano suspendió el desfile en la Plaza de la Revolución de La Habana, el espacio de celebración tradicional del masivo espectáculo propagandístico anual. En su lugar estableció como punto de reunión la Tribuna Antiimperialista de La Habana, un espacio menor donde fuera más fácil controlar a los convocados y que la concentración pareciera más masiva.