viernes , 21 junio 2024
Jorge Bello Domínguez junto a su esposa, Yuleydis López González. (Foto: Facebook)

Castigan a periodista independiente preso del 11J por denuncias desde la cárcel

El 2 de agosto, el Tribunal Supremo Popular de Justicia ratificó los 15 años de prisión para el periodista independiente.

(Tomás Cardoso) – El periodista independiente Jorge Bello Domínguez, recluido en el penal Combinado del Este, donde cumple 15 años de condena por su participación en las protestas populares del 11J en Güira de Melena, Artemisa, entró el viernes en un régimen de castigo, sin derecho a llamadas telefónicas ni visitas familiares.

En una grabación de la última comunicación con su esposa, Yuleydis López González, al que ha tenido acceso Radio Martí, el comunicador explica que el castigo está asociado a sus continuas denuncias de las pésimas condiciones que enfrenta en el penal, donde es víctima de maltratos y carece de asistencia médica.

La denuncia más reciente la efectuó en una carta de su puño y letra que logró sacar del penal el pasado martes, señaló Bello Domínguez, acusado de los presuntos delitos de “sabotaje con carácter continuado”, “robo con fuerza”, “desórdenes públicos” y “desacato”.

“Me fueron arriba los de la Seguridad del Estado, mandaron un oficial de la jefatura aquí, en el Combinado, quien me dijo que estaban muy disgustados con mis denuncias, y con la nota de la semana pasada, donde yo condené al régimen y el derecho penal vigente en la nación.

«También me acusaron de que yo estaba convocando, yo les respondí que no estaba convocando a nadie, y les argumenté que lo interpretan todo mal y a su manera, y que yo, simplemente, estaba haciendo uso del único recurso que tengo disponible, porque la justicia y los tribunales en este país están sometidos a la dictadura.

«Todo el mundo sabe que yo soy inocente y que fui condenado a 15 años de cárcel injustamente, bajo delitos inventados por la policía política, por no estar de acuerdo con el sistema político en el país. Entonces, ellos me aplicaron como medida represiva dos meses de suspensión de llamadas, además de las visitas familiares y el pabellón”, denunció el comunicador.

Mientras tanto, López González llamó la atención sobre el deterioro del estado de salud de su esposo, diabético y con pérdida de visión.

“Jorge esta presentado serios problemas de salud con la visión. Ya fue conducido tres veces al hospitalito de la prisión, donde ha permanecido por horas en una celda y luego trasladado nuevamente para la compañía por falta de médicos para que lo atiendan. Tampoco hay medicamentos, ni permiten que la familia los lleve», denunció la mujer.

La esposa del periodista independiente apuntó que hace responsable a la dirección del penal y a la dictadura por lo que le suceda a Bello Domínguez.

El 2 de agosto, el Tribunal Supremo Popular de Justicia ratificó los 15 años de prisión para el periodista independiente, sentencia que el gobierno de los Estados Unidos consideró discriminatoria e injusta.