sábado , 25 mayo 2024

Ciudad de México pagó por médicos cubanos con fondos de Salud para el Bienestar

Los casi 11 millones de euros pagados fueron directamente a las cuentas del régimen y no las de los médicos.

MIAMI, Estados Unidos. – El dinero empleado para financiar la estancia y los servicios de los 585 médicos cubanos que llegaron a la Ciudad de México durante la pandemia de COVID-19 se obtuvo de una subcuenta del Fondo de Salud para el Bienestar de la Ciudad de México, reveló este lunes el medio Latinus.

“De acuerdo con el convenio entre la Secretaría de Salud de la Ciudad de México (SEDESA), el Instituto de Salud para el Bienestar (INSABI) y la Secretaría de Administración y Finanzas capitalina, así fue como se triangularon los 135 millones de pesos que recibió el Gobierno de Cuba” por los médicos enviados a Ciudad de México, precisó el medio.

Gracias a la Ley de Transparencia mexicana, Latinus pudo obtener las facturas que evidencian que el Gobierno de la Ciudad de México pagó 14 millones de pesos a los hoteles Fiesta Inn y Benidorm por el hospedaje y la alimentación de los médicos cubanos.

Por su parte, el pago total ―los 135 millones de pesos― fue depositado en euros en una cuenta bancaria que no ha sido transparentada por las autoridades mexicanas, según Latinus.

En septiembre pasado ya había trascendido que los gobiernos de México y Ciudad de México pagaron, en total, 255,8 millones de pesos (casi 11 millones de euros) por los médicos cubanos, según documentos obtenidos por medio de solicitudes de acceso a la información realizados por Julen Rementería del Puerto, senador del partido opositor Acción Nacional.

Text

Description automatically generatedFactura del Hotel Fiesta Inn. (Fuente: Latinus) Text

Description automatically generatedFactura del Hotel Benidorm (Fuente: Latinus)

Bajo los conceptos de servicios generales, hospedaje, alimentación y pago por servicios profesionales el gobierno mexicano desembolsó aproximadamente 11 millones de euros (moneda en la que pagaron a sus homólogos de la Isla). Por “Servicios Profesionales”, que es el rubro que cobra el gobierno de Cuba por los médicos, se destinaron 239 millones de pesos, unos 10 millones de euros, el resto en gastos en logística.

La información, hasta ahora inédita, también indica que el personal de salud cubano fue enviado a realizar labores de revisión de equipos biomédicos, participar en protocolos de investigación e involucrarse en el área de hospitalización en capacitaciones y revisiones bibliográficas.

Los fondos fueron directamente a las cuentas que dispuso el estado caribeño para ello, y no a la de los profesionales, método habitual a la hora de recoger los pagos por la exportación de servicios médicos, catalogada como una forma de esclavitud moderna por varios organismos internacionales.

El contingente de 585 profesionales de la Salud enviados por el régimen cubano a Ciudad de México durante la pandemia estuvo integrado por 302 enfermeras y 283 médicos (255 médicos generales integrales, 10 intensivistas, cinco anestesiólogos, siete especialistas en higiene y epidemiología, un especialista en genética clínica y un inmunólogo, entre otros).

Los médicos cubanos viajaron en 2020 a México y fueron regresando a la Isla poco a poco, tras la disminución de los contagios de COVID-19.