viernes , 21 junio 2024
Ramón Zamora, y sus hijos Yisan y Lisan, de la ASIC.

Confederación sindical latinoamericana exige la liberación de tres activistas cubanos

Durante el arresto la vivienda fue allanada y sus teléfonos móviles, impresos y materiales sobre talleres de derechos laborales incautados.

Holguín (DDC) – La Alternativa Democrática Sindical de las Américas (ADS), una confederación supranacional que agrupa activistas por los derechos laborales del continente americano, denunció mediante un comunicado el encarcelamiento de tres sindicalistas cubanos que participaron en un cacerolazo en Holguín.

Los sindicalistas independientes cubanos arrestados fueron Ramón Zamora Rodríguez y sus dos hijos, Yisán y Lisán Zamora Ricardo, todos pertenecientes a la Asociación Sindical Independiente de Cuba (ASIC).

De acuerdo con la denuncia de la ADS, los tres activistas cubanos están bajo arresto en el Centro de Instrucción Penal y Policial de la ciudad de Holguín desde el pasado 5 de octubre.

Durante el arresto, realizado por agentes de la Policía Nacional Revolucionaria (PNR) y de la Seguridad del Estado, la vivienda de los sindicalistas fue allanada e incautaron sus teléfonos móviles, impresos y materiales sobre talleres de derechos laboral que impartían en sus reuniones.

La esposa de Zamora Rodríguez, llamada Mailín Ricardo Góngora, también fue detenida, aunque liberada en la misma noche.

La ADS denunció en el comunicado que los tres cubanos detenidos «están siendo acusados de un supuesto delito de desórdenes públicos en represalias a un cacerolazo que toda la familia, junto con otros vecinos, habían protagonizado en casa la noche anterior en protesta por la situación de falta de electricidad, agua y otras calamidades».

Ante dicha situación, la agrupación sindical internacional pidió a Miguel Díaz-Canel la liberación de los activistas cubanos, «detenidos de manera ilegal e injustificada» y a quienes les violaron «sus derechos humanos, a la libertad y a expresarse».

La agrupación también denunció la «clara persecución política y el acoso» contra la ASIC Cuba, y pidió a la comunidad internacional «que rechace este tipo de acciones que se repiten constantemente en contra de nuestros compañeros de Cuba».