miércoles , 22 mayo 2024

Contra las cuerdas

Los planteamientos de la ministra fueron cuestionados, dinamitados, arrastrados por el suelo, desenmascarados y puestos en evidencia por los internautas.

La Habana, Cuba | Cuba Sindical Press – La Ministra de Educación, Ana Elsa Velázquez Coviella, y su séquito de aduladores, correveidiles y manipuladores de la realidad en el sector educacional cubano, se vieron lanzados contra las cuerdas ante las preguntas formuladas por varios internautas durante un programa de Mesa Redonda previo al inicio del curso escolar 2019-2020, que comenzó en el país este día 2 de septiembre.

El cuestionamiento a lo planteado por la ministra y sus acólitos de toda Cuba, con el apoyo de los amanuenses de los medios de información nacional, en cuanto al aseguramiento de la base material de estudio, el claustro profesoral, la infraestructura de las instituciones y las condiciones elementales para el desarrollo de un curso lectivo exitoso, fueron dinamitados, arrastrados por el suelo, desenmascarados y puestos en evidencia por las preguntas realizadas desde internet.

Según un internauta que se hacía llamar Plaff, las arengas que cada año anuncian el inicio de un curso superior al anterior por el aseguramiento de todos los detalles otra vez vuelven a ser falsas, manipuladas, objeto de tergiversación y propaganda del Ministerio de Educación y el Estado que lo controla, pues aún queda mucho por resolver en cada aula y centro escolar a nivel nacional.

De acuerdo con el internauta, quien señaló que pese al sobredimensionado impacto del aumento salarial que devolvió a los claustros a miles de jubilados, puso freno a igual número de profesores que lo querían hacer, y rescató a una cantidad similar de quienes desertaron del sector educacional por el bajo salario y otras causas, el déficit de maestros en algunas provincias se suple con alumnos universitarios, técnicos, y educadores de diferentes zonas de la geografía nacional.

Además, señaló el internauta, las sillas de las aulas de algunas escuelas de la capital fueron prestadas para los jurados del desfile del carnaval habanero 2019 y regresaron deterioradas, no existen baños con el mínimo de higiene para el alumnado, persiste la falta de agua en varias instituciones escolares, y el pizarrón, las tizas, los libros y otros insumos escolares no están garantizados. Como ejemplos, citó los nombres de varias escuelas de La Habana Vieja y Playa.

Por su parte, otra internauta señaló al panel de la Mesa Redonda que cómo iban a dar por completo el aseguramiento para el curso 2019-2020, cuando en su escuela, ubicada en el municipio Cerro, de doce computadoras asignadas para el curso escolar presente sólo funciona una, y las aulas y los laboratorios no se encuentran equipados con lo que les corresponde.

Otras preguntas que pusieron en jaque y dejaron sin respuestas claras a la ministra y sus acólitos, giraron en torno a la vitalicia demora en la venta de los uniformes escolares, la falta de tallas y su regulación para varios cursos escolares, así como en la entrega incompleta del material de estudio para el alumnado y la escasez y mala calidad de la merienda para los educandos.

En fin, otro mentís rotundo a la propaganda comunistas sobre la eficiencia y calidad de los cursos escolares, convertidos, gracias al acceso a internet de parte de la población, en un boomerán que les explota en la cara a dirigentes gubernamentales y del sector, en su cruzada mundial para vender como un logro universal el acceso a una educación obligatoria y gratuita que, más que formación integral del alumnado es un acto de adoctrinamiento político, ideológico comunista.