jueves , 20 junio 2024

Cuba es un caso de pobreza “sin solución a la vista”, asegura experto

Según el experto, el salario de los cubanos se encuentra desconectado del costo de las necesidades básicas de consumo familiar.

Redacción CiberCuba) – Cuba es un caso de pobreza “sin solución a la vista”, opina el reconocido economista Pedro Monreal.

“Cuba es un caso de pauperismo sin solución a la vista. Con salario medio inferior al valor de la Canasta de Bienes y Servicios de Referencia (CBSR) y con pensiones de miseria, el gobierno debería aclarar qué debería entenderse por soluciones ‘en la medida de las posibilidades’”, cuestiona el experto en un hilo de Twitter.

Monreal explica que, contrario a cómo lo ve el Gobierno, el salario no debería ser entendido en Cuba como “una remuneración vinculada con indicadores de ‘cumplimiento’ empresarial, pero que se encuentra desconectada del costo de las necesidades básicas de consumo familiar”.

“Quizás deberían incluirse en el debate actual las diferencias entre salario ‘justo’, salario ‘mínimo’ y salario ‘digno’. Se debate en otras partes y tiene sentido hacerlo en Cuba. Para empezar, un salario ‘justo’ -por criterios de empresa- pudiera no reflejar el costo de vida”, explica el especialista.

El economista considera que en alto grado es pobre en Cuba quien depende de un salario estatal.

“Incluso utilizando el dato oficial de CBSR que muchos especialistas consideran subvalorado, la ‘élite’ obrera cubana tiene un salario medio (6281 CUP) que apenas supera en 3% el costo del consumo básico”, dice.

Asimismo, sostiene que “la denominación de las pensiones en Cuba como pensiones de ‘miseria’ no es ‘hipercriticismo’. Se corresponde con la definición de miseria en el sentido de no poder satisfacer de manera estable necesidades materiales elementales”.

Antes, Monreal ha insistido en que la crisis energética, alimentaria y de la salud en Cuba responde a una decisión política, en la que el gobierno decide destinar los recursos disponibles al desarrollo inmobiliario para el turismo en detrimento de los servicios básicos.

De acuerdo con el reconocido especialista, la decisión de invertir en uno y otro sector es una decisión de quienes dirigen el país, y lo demuestra con las prioridades inversionistas de los últimos nueve años.

Según datos de la Oficina Nacional de Estadísticas e Información (ONEI), entre 2014 y 2022 los servicios básicos (suministro de agua, gas y electricidad) decrecieron de un 13% en 2014 a 6.6% en 2022.

Sin embargo, las inversiones en el servicio empresarial (actividades inmobiliarias y de alquiler) se dispararon de un 21,8% en 2014 a un 35,2% en 2022, con un pico en 2020 de 45,6%.

En septiembre pasado, el Observatorio Cubano de Derechos Humanos (OCDH) denunció el preocupante incremento de la pobreza extrema en Cuba.

La organización no gubernamental detalló en el VI Informe sobre el Estado de los Derechos Sociales en Cuba, que «el 88% de los cubanos vive en pobreza extrema, un 13% más que en 2022».