miércoles , 22 mayo 2024

Cuentapropistas en la mira de las autoridades tras conocerse deuda fiscal

La ONAT hace un trabajo de mesa y así llega a la conclusión del ingreso que debió declarar el cuentapropista.

(Yolanda Huerga / RTV) – La Oficina Nacional de Administración Tributaria (ONAT) reveló el pasado 29 de junio que la deuda con el Presupuesto del Estado es superior a los 32,5 millones de pesos (CUP) por parte de personas naturales y jurídicas.

El informe de la ONAT especifica que las deudas fueron detectadas luego de realizar más de 4000 acciones de control contra el incremento de precios y que fueron fiscalizadas actividades que impactan en a los precios y servicios a la población, como los panaderos-dulceros, trabajadores de cafeterías, carretilleros, vendedores de productos agrícolas en puntos de ventas y quioscos, productores-vendedores de artículos varios, y poncheros, entre otros.

“Todo hace indicar que se refieren a las declaraciones juradas de los trabajadores por cuenta propia que ellos consideran que están por debajo del ingreso que obtuvieron. La ONAT hace un trabajo de mesa, hace unos cálculos y llegan a la conclusión del ingreso que debió declarar el cuentapropista y si está por debajo ya lo consideran ‘subdeclarantes’, indicó el economista Orlando Freyre Santana desde La Habana.

“No van a lo específico de cada caso para ver en qué condiciones el cuentapropista trabaja y si, realmente, ese trabajador por cuenta propia pudo vender toda esa mercancía que estaba anunciando. Es una apreciación subjetiva”.

Asimismo, la subdeclaración de ingresos, puede ocurrir por problemas en el cálculo de la deuda, lo que no supone un comportamiento delictivo.

No obstante, la ONAT informó que ha logrado más de 23 millones 500 mil pesos, exigidos actualmente a los supuestos infractores.

“En muchos lugares hacen inspecciones de precio; sí determinan que son lo que ellos llaman ‘precios abusivos’, te pueden multar y entonces esa multa también la considerarían dentro de las deudas que los cuentapropistas tienen que pagar”.

En cuanto a las multas, la cifra asciende a 7 millones 400 mil pesos, mientras que lo adeudado como recargo por mora en la contribución tributaria supera el millón y medio.

“El costo debían tomarlo en cuenta. A veces ellos consideran que es un precio puesto por la voluntad de los trabajadores por cuenta propia que se quieren enriquecer. Muchos de esos precios están altos por otra serie de factores: En primer lugar, el déficit de oferta que hay. Cuando la oferta disminuye, la demanda aumenta y entonces los precios tienden a aumentar”, destacó el economista.

“Por otra parte, debido a que todos los precios están elevados, también el de los productos terminados y los de insumos y materias primas. Por tanto, los insumos y las materias primas que los trabajadores por cuenta propia adquieren son a precios altos, y así cobran altos precios a la población. Además, influye el hecho de que muchas de las materias primas, los cuentapropistas las tienen que comprar en MLC (Moneda Libremente Convertible), en dólares”, señaló.

Según el especialista, las denominadas acciones de control contra el incremento de los precios, demuestran la inexistencia de una política bien definida y, por tanto, a merced del voluntarismo, en un asunto de vital importancia para la economía como es el trabajo por cuenta propia.