viernes , 21 junio 2024

El ‘estímulo’ en MLC para los productores de tabaco de exportación se convierte en su castigo

Fuentes de la provincia de Holguín aseguran que los campesinos cubanos del sector se plantean incluso dejar de sembrar.

Holguín (DDC) – Una de las estrategias de la llamada «Tarea Ordenamiento» aplicada desde enero último por el Gobierno cubano para incentivar la generación de exportaciones es la retención por parte de los productores que hagan tales ventas al exterior de un porcentaje de los ingresos en moneda libremente convertible (MLC). Sin embargo, en el caso del tabaco de exportación, la arrancada ha sido con pifia.

Los campesinos tabacaleros de la provincia de Holguín tienen dificultades para recibir los llamados «incentivos» en dólares que las autoridades les asignaron por concepto de exportación de sus producciones, revelaron varios de los afectados a DIARIO DE CUBA.

«Se han presentado ‘trabas’ en el Banco de Crédito y Comercio (BANDEC) que impiden a los productores un acceso real a su dinero en las tarjetas en MLC. Exigen que sea a nombre del titular de la tierra, independientemente de que el productor sea otro y que posea un poder notarial», señaló una fuente vinculada al banco, que habló con esta redacción en condición de anonimato.

La condición que ahora exige el BANDEC no dificultó, no obstante, que la entidad financiera suscribiera contratos para la producción, acceso al crédito bancario y cobro de las ventas en pesos cubanos (CUP) a los mismos vegueros a los que ahora exige requisitos difíciles de cumplir.

«Es algo absurdo, pero está en la resolución. Otra cosa contraproducente es que las tarjetas no se pueden usar en la red de tiendas normales en MLC, solo en las de GELMA (Grupo Empresarial de Logística del Ministerio de la Agricultura), ni permiten transferencia a otra tarjeta, como las demás en MLC. Imaginen, eso es inaceptable para los campesinos, que enseguida han reaccionado con que bajo esas condiciones no quieren la divisa ni van a sembrar más», agregó la fuente.

«La divisa no es el estímulo en sí, sino la posibilidad de comprar al cambio oficial de 24 pesos por un dólar una cuantía determinada en dependencia del volumen exportado. Pero es algo conflictivo querer controlar el dinero de los demás. Esperamos que se rectifique pronto, porque de lo contrario será un desastre», explicó el funcionario del BANDEC.

Ignacio Arévalo, funcionario del Ministerio de la Agricultura, confirmó que «se han dado estas dificultades. Esto es algo nuevo, hay mucha incertidumbre y seguramente tiene fallas. Nadie entiende completamente el mecanismo de estimulación en capacidad de compra de MLC, es bastante complejo, pero lo que ya se hizo fue elevar al Ministerio lo que sucede y se están esperando las aclaraciones».

«Lo cierto es que si se mantienen las trabas con las tarjetas MLC, lejos de estimular la exportación será todo lo contrario, y terminará afectando la producción. Todavía hay trabas y viejos prejuicios que impiden el enfoque con una nueva mentalidad», señaló.

«Es claro que el hombre que produce, y más aún, el que produce para la exportación, debe disponer libremente de su dinero en CUP o en MLC para lo que quiera. Tanto para comprar un tractor, un insecticida o un televisor para la familia. Es su dinero y nadie debe limitarlo. De eso estamos claros, pero se están dando estos problemas que nadie comprende y lo hemos tramitado, que es lo único que podemos hacer», dijo.

DIARIO DE CUBA contactó con un productor de tabaco de exportación en Mayarí, quien se identificó como José, y también confirmó que «se están presentando problemas con las tarjetas MLC de los productores de tabaco tapado para la exportación».

«Aquí los pocos productores a los que ya se les ha valorado su cosecha no han podido acceder al MLC porque les exigen esas arbitrariedades. Casi no hay productores que sean los mismos propietarios de tierra. Como habitualmente los dueños son personas mayores y algunos hasta viven en lugares distantes con hijos que los cuidan, han delegado a alguien más, mediante poder notarial, el uso de su propiedad», precisó.

«Sería engorroso trasladar a esos individuos para un trámite ilógico y después llevarlos a donde quiera que haya que ir comprar algo, porque las tarjetas son personales. Peor ahora con el Covid-19. Es algo absurdo, como muchas otras cosas».

«Los productores están molestos, muchos dicen que no quieren el MLC en esas condiciones y otros aseguran que dejarán de sembrar tabaco si eso no se arregla. Esperemos que todo se solucione satisfactoriamente, porque los campesinos viven del tabaco y tienen inversiones en infraestructuras muy costosas. Lo que llama la atención es cómo siguen poniendo trabas, incluso cuando dicen que las están combatiendo. Es algo endémico al parecer», finalizó.

El MLC es desde el segundo semestre de 2020 la moneda con la mayor capacidad de compra en el comercio minorista en Cuba. En la práctica ha sustituido completamente al CUC, la antigua moneda equivalente a la divisa, a punto de extinguirse por completo. Y también desplaza al CUP, que queda restringido al comercio normado por la libreta de abastecimiento y los servicios elementales y de menor calidad.