viernes , 21 junio 2024

El Parlamento lamenta el deterioro de la democracia y los derechos humanos en Cuba

El texto recuerda que el acuerdo político incluye una cláusula de derechos humanos y que puede suspenderse por su vulneración.

(PE) – El Parlamento Europeo condenó el miércoles las violaciones y abusos sistemáticos de los derechos humanos en Cuba y pidió sanciones de la UE empezando por el presidente Miguel Díaz-Canel.

Con 359 votos a favor, 226 en contra y 50 abstenciones, el pleno aprobó una resolución –tras el debate en el pleno del 13 de junio– en la que insta a las autoridades cubanas a poner fin a la política de represión, intensificada en los últimos tiempos. Los eurodiputados piden la liberación inmediata e incondicional de todos los detenidos únicamente por causa del ejercicio de sus derechos humanos, la retirada de los cargos penales abusivos y que se permita a los exiliados regresar.

El texto recuerda que el Acuerdo UE-Cuba de Diálogo Político y Cooperación incluye una cláusula de derechos humanos y que, en caso de vulneración, el Acuerdo puede suspenderse. Los eurodiputados hacen hincapié en que la crisis de derechos humanos de Cuba debe encontrar «una respuesta proporcional de la Unión y de los Estados miembros». Reclaman, así, una condena firme y pública de la represión e intensificar el apoyo a los representantes de la sociedad civil.

La Cámara también insta al Consejo a adoptar sanciones contra los responsables de las persistentes violaciones de los derechos humanos en Cuba, empezando por el presidente Miguel Díaz-Canel, como figura preeminente de la cadena de mando de las fuerzas de seguridad cubanas, junto con otros altos cargos del Gobierno cubano.

Respecto a la visita a la isla del Alto Representante de la UE para la Política Exterior y de Seguridad Común, Josep Borrell, en mayo, los eurodiputados critican que no se reuniera con representantes de la sociedad civil independiente, presos políticos o sus familiares y lamentan la «oportunidad perdida». La resolución rechaza el efecto contraproducente de «blanqueo del régimen cubano al que ha contribuido su visita».

La Eurocámara cree que la cumbre UE-CELAC, el 17 y 18 de julio en Bruselas, es una oportunidad para defender los principios del Estado de Derecho, la democracia y los derechos humanos. A juicio de los eurodiputados, los regímenes autocráticos no deben participar en estos encuentros entre países que comparten valores democráticos y respetan los derechos humanos. Animan a los líderes a emitir una declaración en la que se exija respeto de los derechos humanos en ambas regiones, prestando especial atención a la situación en Cuba.

En este contexto, la resolución también denuncia el apoyo del régimen cubano a la guerra de agresión de Rusia contra Ucrania y su defensa de Rusia y Bielorrusia, y lamenta que este posicionamiento no haya llevado a la UE a tomar medidas.

Los eurodiputados insisten, por último, en pedir a las autoridades cubanas que concedan acceso a una delegación del Parlamento Europeo, de la Unión y de los Estados miembros y a organizaciones independientes de derechos humanos con el fin de observar los juicios y visitar en prisión a cientos de activistas y particulares cubanos que siguen detenidos por ejercer su derecho a la libertad de expresión y de reunión.