domingo , 19 mayo 2024

Entrenador de baloncesto cubano denuncia que el INDER le ha dado la espalda

Denuncia que el poco apoyo de esa institución ha causado que disminuya el rendimiento de muchas atletas de ese deporte.

MIAMI, Estados Unidos.- El entrenador cubano de baloncesto femenino Oscar Granada Ronquillo asegura que el Instituto Nacional de Deportes, Educación Física y Recreación (INDER) le ha dado la espalda, y denuncia que el poco apoyo de esa institución deportiva ha causado que disminuya el rendimiento de muchas atletas de ese deporte.

En Baracoa, Guantánamo, donde reside y entrena a las niñas que aspiran a un cupo en las lides nacionales, este profesor debe utilizar sus ingresos personales para suplir lo que el INDER no cumple.

“Ese ejemplo que yo daba de entrenador sacrificado no le gustaba mucho a los del INDER, y me empezaron a dar la espalda con el concentrado” de baloncesto que creó hace más de una década, dijo ante las cámaras de Palenque Visión, donde aseguró también que para darle a las jóvenes lo necesario para entrenar vendió de todo. “Lo único que me faltaba por vender era la casa”.

Granada Ronquillo empezó a trabajar como profesor de Educación Física en Maisí a inicios de la década del 80, y unos años después creó el primer concentrado de baloncesto. Le ha dado “al deporte cubano tantas glorias, tantas medallas de oro”, asegura, que se cuestiona la desidia de los organismos del gobierno.

Entrenador por más de 30 años, Granada Ronquillo ha tenido muchos logros en el baloncesto, sus atletas han integrado las preselecciones provinciales y nacionales en varias ocasiones y fue considerado el entrenador que más produce para el deporte de alto rendimiento en la provincia, “al punto de aportar en un año hasta 24 atletas a la Escuela de Iniciación Deportiva (EIDE)”. Sin embargo, a pesar de ello su sacrificio no ha sido reconocido.

El estadio de Baracoa “estaba que se caía a pedazos. Nosotros logramos mejorar aquello y empezar a formar a las mejores atletas de este país. Eso lo he logrado yo ahí, con sacrificio. cuando todo el mundo dormía yo estaba ahí”, señaló.

“Estuve más de tres años sin sueldo porque lo cogía para comprar todas las cosas que hacían falta. Yo vendía de todo para comprar las cosas que el INDER no tenía por todos los problemas que conocemos, me quede sin nada”.

Pese a esto, Granada Ronquillo pide al Estado un mayor apoyo para estas jóvenes deportistas que comienzan, de lo contrario, “por lo menos el baloncesto va a desaparecer, porque no hay materiales y no hay alimentación”.