Faltan más de 17.000 maestros en las escuelas de Cuba

En algunos centros escolares cubanos aún no se ha impartido la primera clase algunas asignaturas por el déficit de docentes.

La Habana (DDC) – Autoridades del Ministerio de Educación (MINED) reconocieron que la crisis económica y el éxodo que vacía Cuba provocan un déficit de más de 17.000 docentes en las escuelas.

Al cierre de septiembre, se había identificado la necesidad de 17.278 docentes frente a las aulas, según declaró la directora de Educación Básica del MINED, la doctora Marlén Triana Mederos, en un reportaje del Noticiero de la Televisión Cubana, que describió el sector educacional como «uno de los pilares de la sociedad cubana».

En secundaria básica, el déficit es de más de 3.200 profesores, para una cobertura del 88,9%.

Las provincias más golpeadas por la insuficiencia de docentes son La Habana, Mayabeque, Artemisa, Matanzas y Sancti Spíritus.

Para enfrentar el déficit de docentes, las autoridades han recurrido a los alumnos que se forman en las escuelas pedagógicas y a estudiantes universitarios que imparten clases en los niveles inferiores de enseñanza a través del proyecto «Educando con amor».

También hay profesores que imparten más de una asignatura en las escuelas y algunos que lo hacen en dos centros docentes.

Sin embargo, a estas alturas del curso, hay escuelas en Cuba en las que los alumnos aún no han recibido la primera clase de algunas asignaturas porque no hay profesor para impartirla.

Una joven directora de secundaria básica entrevistada para el reporte del noticiero reconoció que «a veces no se imparte la clase» y que por esa razón «se afecta la calidad del aprendizaje».

La solución para esta situación es aplazar los trabajos de control, hasta que los alumnos tengan vencidos los contenidos, dijo el director nacional de Secundaria Básica del MINED, el doctor C. Adalberto Revilla.

Los entrevistados reconocieron que los profesores se van a sectores mejor remunerados o fuera de Cuba, y que falta «estimulación desde lo material» para el personal docente.

Según el reporte, «uno de los pedidos» de los docentes es que se analice el presupuesto no ejecutado en el sector, para «incrementar aún más los pagos sobre la carga docente» de los profesores que imparten más de una asignatura.

El sector educacional es uno de los peor pagados en Cuba, según datos oficiales publicados por la Oficina Nacional de Información Estadística e Información (ONEI) en mayo. El salario promedio es de 4.005 pesos, lo que equivale a poco más de 15 dólares en el mercado informal. Un poco por encima estaba el de Salud Pública, con 4.127 pesos, y en peor posición el de la Agricultura (3.686 pesos).

Un reportaje publicado recientemente por DIARIO DE CUBA mostró la preocupación de los padres por la educación de sus hijos, debido a la ausencia de maestros.

«No hay nada en esas escuelas. No hay maestros, no hay auxiliares… la gente no quiere trabajar en Educación. La educación primaria en este país se fue a la mierda. Si no me ocupo yo de enseñar a mi hija a sumar y restar, estamos fritos», declaró la madre de una niña de primer grado.

Sin embargo, el déficit de profesores en Cuba no parece ser motivo para que el régimen detenga la exportación de personal del sector educativo.

A finales de septiembre, cuando, según la doctora Triana Mederos, se había identificado la necesidad de 17.278 docentes frente a las aulas en las escuelas cubanas, el embajador en Jamaica, Fermín Quiñones Sánchez, afirmó que La Habana estaba lista «para ayudar» cuando el Gobierno jamaicano solicitara el apoyo.

«No hay ninguna limitación por parte de Cuba sobre cualquier solicitud que haga el Gobierno de Jamaica y el Ministerio de Educación para continuar apoyando al sector educativo», dijo el diplomático.

La Habana ya ha exportado docentes al sistema de enseñanza de Jamaica en los últimos años, al igual que a Bahamas. En el primer país trabajan hoy más de 100 maestros cubanos, la mayoría enseñando idioma español.