Fin de año en Cuba: casi 30 salarios mínimos por un cerdo pequeño, listo para asar

Desde hace años, los trabajadores cubanos enfrentan una crisis económica prolongada, con inflación y medidas gubernamentales que auguran más dificultades.

José Luis Reyes (DDC) – Es fin de año y quedan horas para la cena que los cubanos esperan con ansias. Vamos a suponer que queremos comprar la carne de cerdo que por tradición se cocina en esa fecha.

Revisando en Katapulk, la tienda online del cubanoamericano Hugo Cancio, se encienden las alarmas: una paleta de cerdo (de diez a 12 libras), cuesta allí 68.75 dólares; un trozo del mismo peso de lomo de cerdo, 62.50 dólares; costilla de cerdo de idéntico volumen, 62.50. Todos de producción nacional. Al precio del mercado informal (265 pesos por dólar), esas ofertas suponen el desembolso de 18.218 pesos (CUP) y 16.562 pesos, respectivamente.

Pero si seguimos revisando, estas ofertas parecen asequibles en comparación con la caja de 15 libras de bistec de cerdo a la venta en la propia plataforma. Su precio: 106.25 dólares, equivalente a 28.156 pesos. Una cantidad idéntica de chuletas, 100 dólares: 2.650 pesos.

Lo mismo sucede con el Combo Feliz Navidad, que por el «módico» precio de 118 dólares, incluye diez libras de cerdo (pieza entera de paleta o pierna); diez libras de vianda (plátano, boniato o malanga); diez libras de arroz; cuatro de frijol negro; un pomo de aceite de 800ml; un cartón de huevos; una libra de jamón, y dos purés de tomate de 400gr. En total, 31.270 pesos cubanos.

¿Les pareció caro? En Supermarket23, el negocio del «comandante de la revolución» Guillermo García, un cerdo entero de 42 libras y media cuesta 214.50 dólares (63.732 pesos). Como este tiene una rebaja del 8%, miremos otro de 43 libras y media: 235.59 dólares: 62.431 pesos.

El sitio aclara que ambas ofertas son de cerdos medianos, ideales para asar, como gusta a los cubanos. La libra de carne oscila aquí entre 5.05 y 5.42 dólares: entre 1.338 y 1.436 pesos, respectivamente.

También aquí se aclara que son cerdos cubanos, no importados. Eso sí, disponibles en 15 provincias del país para que los emigrados los adquieran para sus familiares en la Isla.

¿Y en los mercados físicos? Desde Santiago de Cuba, el periodista de DIARIO DE CUBA Jorge Amado Robert Vera indicó que, a la altura del 29 de diciembre, los vendedores particulares que tienen carne de cerdo en ese territorio la venden a 500 pesos la libra.

«Desde ayer, el Gobierno empezó a distribuir en algunas áreas por los festejos de fin de año a 320CUP, pero las personas deben llevar la ‘libreta de abastecimiento’ y rectificar una lista para su compra. Hoy en la mañana salí a la calle y había una fila para la carne a este precio; allí pude conocer que hay personas desde ayer rectificando la lista para poder comprar», precisó.

Desde Holguín, Rosa María García contó que hace al menos semana y media había comprado diez libras a 450 pesos cada una. «En estos momentos está a 500 y pico, y la asada a mil y mil y pico», apuntó.

«Imagínate, no llegó 2024 y ya los precios van subiendo: los panes de telera, a 80 pesos; los de corteza dura, a 90; la leche de vaca, que estaba a 100 pesos el litro en el campo, esta semana está a 110», lamenta.

Visto lo anterior, ¿cómo van los cubanos a comprar la carne de la cena del 31? El salario mínimo (2.100 pesos) equivale el 30 de diciembre a 7.92 dólares. A los precios de Supermarket23, eso es menos de dos libras de carne de cerdo. A los de la calle, si las personas tienen la suerte de conseguirla, alrededor de cuatro.

Una situación así viven los trabajadores de la Isla desde hace años, algo inédito incluso para los duros tiempos del eufemísticamente denominado Periodo especial. La inflación, exacerbada por la Tarea ordenamiento, lanzada en enero de 2021, disparó los precios de absolutamente todo, y el paquetazo económico anunciado por el Gobierno para el año por iniciar, que según Miguel Díaz-Canel y Manuel Marrero no va a afectar a los «más vulnerables», amenaza con hundirlos en mayores privaciones.