“Hay que seguir luchando”, dice desde prisión el periodista cubano Lázaro Yuri Valle Roca

El periodista independiente Lázaro Yuri Valle Roca, durante una detención en diciembre de 2015. (Archivo/AFP)

Valle Roca fue condenado en el 2021 a cinco años de prisión por el delito de «propaganda enemiga de carácter continuado».

Ricardo Quintana (Martí Noticias) – Eralidis Frómeta ha vivido entregada en cuerpo y alma a su esposo, no ha faltado a una visita este 2023 al Combinado del Este.

Sin reparos, madruga, carga la jaba y emprende un viaje largo y costoso desde Nuevo Vedado hasta el penal donde hace casi tres años se encuentra recluido el periodista, Lázaro Yuri Valle Roca.

Han sido poco más de 20 visitas familiares y conyugales en 2023. Entre rejas y la mirada fija de los centinelas de verde olivo, Eralidis y Yuri han compartido penurias y celebraciones.

En su última visita, el pasado día 21, cuenta Eralidis, que el comunicador le pidió que divulgara su mensaje por fin de año y así lo transmitió la mujer a Martí Noticias: “Hay que seguir luchando por la libertad de los cubanos, hay que tener fuerzas porque en algún momento la dictadura, que hoy está más débil que nunca, tiene que caer”.

Es precisamente esa fortaleza–dice Eralidis—la que la mantiene en pie. “Me transmite esa fuerza y ese deseo de continuar luchando por la libertad de todo un pueblo”.

Valle Roca purga una condena de cinco años de prisión por el delito de «propaganda enemiga de carácter continuado», a partir de su implicación en la filmación y divulgación en redes sociales de un video que mostraba el momento en que varios activistas lanzaron octavillas con frases de José Martí desde la azotea de un edificio en Centro Habana.

A no pocos presos políticos, la policía política ha ofrecido libertad a cambio de que abandonen el territorio nacional, en muchos casos, el órgano represivo se encargó de los trámites consulares y el acompañamiento hasta la escalerilla de la nave aérea que los trasladó al destierro.

“No, esa propuesta no ha llegado, pero en caso de que llegara, por salvar la vida de un hombre que lo único que ha hecho es pelear por los derechos del cubano, la aceptaría. No voy a engañar a nadie porque su vida no merece que se la regale a los Castro”, dijo la esposa del comunicador de 62 años.

Valle Roca padece un tumor en la vista, trastornos pulmonológicos y dermatológicos, entre otros males.

“Su físico aparenta al de una persona que sufre una enfermedad terminal, es un esqueleto. Son padecimientos que ha adquirido en prisión y sospecho que van progresando cada día con más rapidez”, dijo Eralidis.

Pero 2023 no solo ha sido un año difícil para el periodista encarcelado, sino también para sus familiares.

“Mi hija embarazada fue objeto de un aparente accidente; a mí la policía política me amenazó, me dijeron que podía aparecer muerta, violada y tirada en cualquier lugar. Y quiero denunciar que, si me pasa algo, habrá que pedirle cuentas al régimen de Díaz-Canel y Raúl Castro”.

El 4 de septiembre de 2023, Valle Roca recibió su primer pase a casa, una visita en la que pudo estar con su familia durante tres días.

“Él está muy agradecido de la cobertura que ha brindado Martí Noticias y otros medios a su caso, a los activistas, a todas las personas que se han solidarizado con su causa y a todos quienes nos apoyan en el día a día», dijo la esposa.

Valle Roca es uno de dos periodistas independientes que permanecen encarcelados en Cuba.

Su colega, Jorge Bello Domínguez, reportero de la Red Cubana de Periodistas Independientes, cumple una sentencia de 15 años de privación de libertad, por los supuestos delitos de sabotaje con carácter continuado, robo con fuerza, desórdenes públicos y desacato, por participar en las protestas del 11 de julio de 2021 en Güira de Melena.