lunes , 22 abril 2024

La Policía no atiende denuncias de robos de ganaderos cubanos: «La autoridad no nos está dando valor»

Se quejaron además de la falta de combustible y de impagos por parte de las empresas estatales a sus producciones.

(Redacción Martí Noticias) – La prensa estatal reconoció este fin de semana el mal trabajo de la Policía. En un reporte de la televisora local de Santiago de Cuba, publicaron el resumen de una reunión de jóvenes ganaderos a quienes le han robado sus reses en los últimos meses y cuyas denuncias no se han tramitado como corresponde.

«Nosotros vamos allí, a la Policía, a poner una denuncia de que nos robaron una vaca, y no nos creen a nosotros. Sin embargo, saben quiénes son los bandidos», señaló una de los participantes.

Según dijo, en su cooperativa han tenido que desvincular de sus trabajos a varios de los empleados para que vayan a los potreros a cuidar las reses.

«La autoridad no nos está dando valor», apuntó otro.

La reunión de campesinos tuvo lugar el pasado sábado en la Cooperativa de Producción Agropecuaria 17 de mayo del poblado de Candonga. Los participantes también se quejaron de la falta de combustible para trabajar y de los impagos por parte de las empresas estatales a las producciones que entregan.

«Sabemos el problema que tiene el país, sabemos todo. Pero, señores, hay que priorizar un poquito», comentó un funcionario que dijo que han ido a todas las instancias del Gobierno y no tienen respuesta.

«Si no hay el pago en la mano, ¿cómo tú vas a preparar la tierra?», cuestionó un productor al que le deben su pago desde el año pasado.

No es un problema solo de esa cooperativa. A mediados de febrero campesinos de diferentes regiones del país consultados por Martí Noticias lamentaron la pasividad de la policía ante los robos de ganado y advirtieron que cada vez son más quienes se deshacen de sus animales para evitar represalias por parte de las autoridades.

“A mí me robaron los bueyes, me robaron las vacas. Yo hice la denuncia y no pasó nada. Nadie fue al lugar de los hechos donde mataron a los animales; nadie fue a ver lo que me hicieron en el corral”, indicó Rogelio Pérez, residente en Alquízar, provincia de Artemisa.

El campesino está desprotegido totalmente. Un litro de leche, lo pueden pagar [el gobierno] a 20, a 30 [pesos] que nadie quiere tener una vaca porque te van a matar a tu casa por una vaca y, prácticamente, no se hace nada por eso. Eso es lo que me ha desmotivado mucho la producción de ganado. Están muy flojos contra los ladrones. La ley la pone el Estado y si el Estado no hace cumplir las leyes, esto tiene que cambiar», dijo Pedro Manuel Dorado, de la Cooperativa de Créditos y Servicios Enrique Campos, en La Jabilla, Guantánamo.