jueves , 20 junio 2024

Médicos cubanos: condenados por el sistema de salud

Malas condiciones de trabajo, bajos salarios, falta de vacaciones y otros incentivos son solo algunas de las dificultades que enfrentan.

MIAMI, Estados Unidos. — Los médicos cubanos Alexander Pupo Casas y Alexander Figueredo Izaguirre relataron a CubaNet las vicisitudes que atraviesan los galenos en la Isla, quienes son víctimas de explotación y maltratos por parte del régimen castrista,

Malas condiciones de trabajo, bajos salarios, falta de vacaciones y otros incentivos son los algunas de las dificultades que enfrenta el personal médico en Cuba. En las últimas décadas, los galenos de la Isla no solo han sido sometidos a un régimen laboral abusivo, sino que también han padecido represión por expresarse libremente.

Pupo y Figuerero aseguran que en el país caribeño cualquier crítica al sistema de salud pública puede derivar en sanciones contra los galenos. Este hecho fue sufrido por ambos galenos, quienes denunciaron la negligencia de las autoridades de la Isla durante la crisis de COVID-19 entre 2020 y 2021.

“Todas estas situaciones hicieron que yo comenzara a salir en redes sociales y publicar todo lo que yo sentía. Cosas que en un momento pensé que se debían cambiar, pero que luego me di cuenta de que eran ocurrían por culpa del gobierno, por culpa de la mala administración”, declaró Pupo a Los Condenados.

En el caso de Figueredo, natural de Granma, asegura que oponerse abiertamente al régimen cubano dentro de Cuba es casi una muerte civil.

“A uno, prácticamente, lo desaparecen cuando comienza a decir la verdad. Comienzas a ser señalado a nivel de CDR y de otras organizaciones”, apuntó el galeno.

La persecución del régimen impidió a los doctores ejercer su profesión, lo que les obligó a escapar de la Isla rumbo a Estados Unidos, no sin antes realizar una dura travesía por países de Centroamérica y México.

Además de Alexander Pupo y Alexander Figueredo, intervino en el podcast de CubaNet el doctor Emilio Arteaga quien también abordó el impacto de la violencia política en los médicos cubanos, sus familiares y en aquellos que alzan sus voces en contra de la dictadura.