domingo , 19 mayo 2024

Médicos cubanos en Brasil pagaban con su trabajo el puerto del Mariel

Aseguró el dueño de la compañía, quien dijo además que Lula fue el que pidió desarrollar un proyecto en Cuba.

Miami, Estados Unidos.- El expresidente brasileño Luiz Inàcio Lula Da Silva fue quien intercedió para llevar Odebrecht a Cuba, aseguró en una entrevista concedida al medio brasileño Folha de Sao Paulo el empresario Marcelo Odebrecht, heredero y representante de la compañía, que enfrenta a la justicia desde hace varios años por escándalos de corrupción en toda América Latina.

Marcelo Odebrecht, de 51 años, dijo al medio de prensa que en estos últimos 20 años su compañía solo tuvo un proyecto que fue iniciativa del gobierno brasileño, y “que, a pesar de la lógica económica detrás de esto, tuvo una motivación ideológica y geopolítica”. Fue Cuba.

 “En todos los países, fuimos por nuestra propia iniciativa, ganamos el proyecto y buscamos una exportación de bienes y servicios. En Cuba hubo un interés de Brasil para ayudar a desarrollar algunos proyectos. Entonces Lula le pidió a Odebrecht que hiciera un proyecto en Cuba.”

Según las declaraciones de Marcelo Odebrecht todo comenzó en una visita de Lula a la Isla, donde éste cruzó una carretera deteriorada y dijo que podía ayudar. La compañía incluso fue hasta Cuba a verlo para planear un proyecto, pero el gobierno de La Habana “despreciaba el camino, quería casas”.

Sin embargo, los empresarios evaluaron las oportunidades “e identificamos que lo mejor para Brasil, económicamente y desde el punto de vista de exportar bienes y servicios, era hacer un puerto en Cuba.”

“El puerto también sería un generador internacional de divisas”, dijo, y “ayudaría a pagar el financiamiento. Vimos el lugar que ayudaría a la economía de Cuba. Y nuestra expectativa, que desafortunadamente nunca fue confirmada, incluso por el debilitamiento de la relación con Brasil, era que más empresas brasileñas podrían beneficiarse del puerto en sí. Pero desafortunadamente esa parte de interpuso en el camino”.

De acuerdo a las declaraciones del heredero de Odebrecht, el único país “en el que nos dimos cuenta que había una mayor buena voluntad, un acto, un mayor esfuerzo del gobierno para ayudar a aprobar el crédito fue sobre el tema de Cuba.”

La compañía brasileña está envuelta desde hace varios años en problemas con la justicia por sobornos, y Marcelo Odebrecht, que estuvo un tiempo en la cárcel, ahora espera la conclusión del caso bajo prisión domiciliaria. En esta, su primera entrevista desde que fue detenido el 19 de junio de 2015, aseguró que incluso Odebrecht ‘actuó’ “para incluir a Venezuela en el Mercosur por interés comercial”.

Con respecto a la intromisión de Odebrecht en la toma de decisiones y préstamos económicos que se realizaron desde Brasil por el BNDES, Marcelo dijo que funcionaba de la siguiente manera: “Por ejemplo, la cuestión del puerto del Mariel en Cuba. Dicen que hay un incumplimiento de Cuba con Brasil. Pero ya ven, lo que Brasil tuvo que pagar de Mais Médicos —según el acuerdo, el gobierno brasileño pagó solo un porcentaje a los profesionales, el resto fue al gobierno cubano— era menos de lo que Cuba tenía que pagar por Brasil.”

Pero, dice el empresario, Brasil terminó con la fuente de fondos que ayudó a Cuba a pagar el financiamiento. “Si hubiésemos estado (…) cuando nos dimos cuenta de que le gobierno está amenazando a Mais Médicos, habríamos utilizado nuestra influencia para tratar de mantener el programa. No por encima de nada ilícito, sino demostrando al gobierno que Mais Médicos pagaría los fondos que Cuba le ha quitado a Brasil”.