sábado , 25 mayo 2024
Una doctora revisa a recién nacidos en el sótano de un hospital de Mykolaiv, Ucrania, que las fuerzas rusas atacaron la noche anterior. (Chavez/TWP)

Médicos cubanos rechazan que La Habana se niegue a condenar ataques rusos a centros de salud ucranianos

Critican la postura adoptada por el régimen al votar contra una resolución emitida por la Organización Mundial de la Salud.

(Yolanda Huerga / Radio TV Martí) – Médicos cubanos criticaron la postura adoptada por el régimen alineado otra vez con Rusia, al votar contra una resolución de la Organización Mundial de la Salud (OMS) que condenó a Moscú por su agresión a Ucrania, en especial, por los ataques contra infraestructuras médicas.

“Lamentamos, profundamente, que, en esta coyuntura internacional de amplio rechazo a esta injusta guerra de agresión, el régimen de La Habana haya decidido alinearse cada vez más, estrechar los nexos con el régimen de Moscú, no sólo en el aspecto económico, sino en lo diplomático, en lo militar”, dijo a Martí Noticias, el doctor Eduardo Cardet, desde Velasco, Holguín.

“Todo esto es algo muy peligroso porque, sobre todo, apunta en contra de nuestro pueblo, de los intereses de nosotros como nación, porque nos convierte en punta de lanza de un conflicto que está ajeno a nuestra realidad y que estas migajas que va a recibir el régimen de La Habana van a estar condicionadas por asuntos que son de extrema gravedad”, expresó el médico velasqueño.

La resolución reprueba abiertamente los ataques contra instalaciones médicas que además de causar numerosos heridos han obstaculizado el acceso de la población a la atención médica.

“Cuba necesita aliarse con Rusia, primero por la deuda tan grande que tiene, porque es un aliado económico que le hace falta en estos momentos de crisis. Si para ello tuviera que apoyar que Rusia atacara instalaciones no solamente hospitalarias, sino quizás escolares, educativas, lo haría. No es raro que esto ocurra con el régimen de La Habana. Siempre lo han hecho: Velar por sus intereses, sin importarle la vida humana, sin importarle los derechos humanos” afirmó el doctor holguinero Alexander Pupo, exiliado en Miami.

La asamblea también manifestó preocupación por los riesgos de accidentes radiológicos, biológicos y químicos, y del impacto negativo del conflicto armado en la seguridad alimentaria mundial.

“Cómo les va a importar la salud de los ucranianos cuando su propio pueblo está muriendo en la miseria absoluta, en la insalubridad. Las redes sociales están llenas de denuncias, no solamente de pacientes, sino también de médicos porque, obviamente, si no le importa la salud, si no le importa el bienestar de su pueblo que le va a importar el bienestar de un pueblo que se encuentra a miles de millas de distancia”, recalcó el galeno natural de Holguín.

De acuerdo a cifras de la OMS, hasta la fecha se registraron 974 ataques confirmados contra los servicios de salud ucranianos, que dejaron 101 muertos.

La Resolución urgió a Rusia a cesar “inmediatamente cualquier ataque contra hospitales y otras instalaciones sanitarias, y a que respete plenamente al personal médico y humanitario». Fue adoptada por 88 votos a favor y 12 en contra, entre ellos la delegación rusa, Cuba, China, Corea del Norte y Bielorrusia.

La delegación rusa rechazó la adopción de este documento porque consideró que politiza la labor de la OMS.

La Organización Mundial de la Salud reúne durante diez días su instancia más alta formada por ministros y responsables de sanidad de sus 194 países miembros.