domingo , 19 mayo 2024

México contratará 1.200 médicos cubanos más

México recibirá 1,200 médicos, sumándose a 768 ya en el país y 123 especializados en medicina familiar que arribarán pronto.

CIUDAD DE MÉXICO, México (CubaNet) – El gobierno de Andrés Manuel López Obrador contratará 1.200 médicos cubanos que se sumarán a los que ya laboran en el país azteca.

Según señaló una nota del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), la decisión se comunicó días después de una reunión sostenida entre el director de esa institución, Zoé Robledo, y el gobernante de Cuba, Miguel Díaz-Canel.

Los 1.200 médicos, que llegarán a México en medio de una severa crisis del sistema sanitario cubano, se sumarán a los 768 que ya trabajan en el sector público de salud de esa nación y a 123 que arribará los próximos días y que están especializados en medicina familiar.

Según trascendió en el encuentro entre el representante mexicano y el gobernante de la Isla, los cubanos se ubicarán en zonas remotas y de difícil acceso.

En abril pasado, autoridades del Órgano Público Descentralizado (OPD) IMSS-Bienestar y del Ministerio de Salud de la República de Cuba se reunieron en la sede del H. Consejo Técnico del IMSS, para contemplar la posibilidad de ampliar la colaboración médica cubana en el sistema de salud que opera en 23 estados a través de IMSS-Bienestar.

“La participación de médicos cubanos en IMSS-Bienestar se ha sumado al trabajo de los médicos mexicanos para fortalecer el Primer Nivel de Atención al aumentar la productividad en consultas y quirófano”, refirió la nota de prensa del IMSS.

La presencia de las brigadas médicas de la Isla en el país azteca no ha estado exenta de irregularidades. En abril del año pasado trascendió que al menos 20 médicos cubanos contratados por el Gobierno de México carecían de una cédula que los acreditara como especialistas.

Un control efectuado por los centros de salud de Axochiapan, Ocuituco, Tetecala y de Temixco comprobó que la especialidad de los médicos cubanos “no correspondía con la que se requería en estos hospitales”.

El envío de galenos a México ha generado gran polémica, y opositores al gobierno de AMLO lo han cuestionado por financiar a la dictadura de La Habana a través de profesionales de la salud que son explotados.

Mientras tanto, en la Isla, miles de cubanos seguirán sin acceder a un sistema de salud digno, donde no existe las condiciones para atender casos de gravedad y donde no hay especialistas suficientes para cubrir las demandas de los pacientes.

Misiones médicas cubanas

Las llamadas “misiones médicas cubanas” han sido ampliamente criticadas por la comunidad internacional y calificadas por organismos multilaterales como una “forma de esclavitud moderna”.

A finales del pasado año, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) puso en el punto de mira al régimen cubano por sus violaciones de los derechos humanos y laborales, especialmente en lo que respecta a sus profesionales médicos desplegados en “misiones internacionales”. La acusación también implica a países receptores como Italia, Catar y España.

Por su parte, Tomoya Obokata, relator especial sobre Formas Contemporáneas de Esclavitud de la ONU, en noviembre de 2023 dirigió una carta a la representación cubana ante el Consejo de Derechos Humanos en la que advierte sobre la persistencia de patrones que se asemejan a “trabajo forzoso”, tal como lo definen los indicadores de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Las “misiones” cubanas, que incluyen profesionales de diversas áreas como médicos, docentes, ingenieros, y artistas, entre otros, son descritas como situaciones de explotación laboral en los países de destino. El informe señala salarios inadecuados, confiscación de pasaportes, restricciones de movimiento y vigilancia por agentes del Gobierno cubano, así como casos de acoso o violencia sexual, amenazas y violencia física.

Asimismo, el texto menciona acusaciones continuas basadas en testimonios de cubanos exportados y análisis de convenios y contratos, destacando “numerosas violaciones de derechos humanos básicos”. El relator especial enfatiza la importancia y el valor de la cooperación médica cubana a nivel internacional, pero resalta preocupaciones sobre violaciones de derechos fundamentales como la intimidad, libertad de expresión, asociación y circulación.

En respuesta a estos señalamientos, la Misión Permanente de Cuba ante el Consejo de Derechos Humanos ha negado la aplicación de presiones o represalias a quienes eligen no participar en estas misiones. Sin embargo, Obokata sostiene que muchos profesionales se ven obligados a participar debido a la coacción del régimen cubano y factores como la pobreza y la limitada disponibilidad de empleo en la Isla.