sábado , 15 junio 2024
La Jefa de Política Exterior de la Unión Europea, Federica Mogherini, habla durante una conferencia de prensa conjunta con el Ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez, en La Habana, Cuba, el 9 de septiembre de 2019. (REUTERS)

Sindicalistas cubanos rechazan declaraciones de Federica Mogherini

Declaración de la Asociación Sindical Independiente de Cuba (ASIC) y el Grupo Internacional para la Responsabilidad Social Corporativa en Cuba  (GIRSCC) respecto a las declaraciones de la represente de la EU en Cuba.

La Habana, Cuba, 10 de septiembre (ASIC/GIRSCC) – Con verdadero estupor y profunda preocupación hemos leído las declaraciones de la Alta Representante de la Unión Europa, Federica Mogherini, luego de finalizar la 2ª Reunión del Consejo Conjunto de la Unión Europea-Cuba, dentro del marco del Acuerdo de Diálogo Político y Cooperación, este 9 de septiembre.

Es indignante observar a esta Comisionada arrojar lisonjas a la dictadura castrista –unas de las más sangrientas y represivas del mundo, que durante 60 años ha violado, cruel y sistemáticamente, los más elementales y preciados derechos de su población–, en un momento en que se asfixia con renovado empeño a la disidencia democrática cubana.

Precisamente, coincidiendo con su llegada a Cuba, fuerzas combinadas de Seguridad del Estado irrumpieron violentamente en la sede de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), en Santiago de Cuba, arrestando a 22 de sus militantes y decomisando todo el material documental y de solidaridad que había en dicho centro.

Continuamos sin entender, por lo demás, cómo es que la comisionada, en sus repetidos viajes a Cuba, no se haya acercado en ningún momento a las expresiones políticas organizadas de la oposición democrática, ni siquiera a un solo opositor víctima de las acciones opresoras de la dictadura.

Debemos añadir que, en el presente año 2019, las acciones de acoso, juicios y detenciones arbitrarias contra los activistas sindicales independientes y sus familiares se han tornado aún más crueles y sistemáticas, con el objetivo de suprimir a la Asociación Sindical Independiente de Cuba (ASIC) y detener a sus principales líderes.

De esto hemos informado de manera fehaciente a la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y al propio Servicio Europeo de Acción Exterior (SEAE).

En esta coyuntura, es verdaderamente alarmante que la comisionada no haya utilizado el Acuerdo como palanca para promover los derechos humanos y las libertades democráticas en la Isla.

Pareciera como que la Sra. Mogherini no actuara como representante de los 28 países democráticos de la Unión Europea –fundamentados en los principios de libertad y democracia, y hacia los cuales se tornan las esperanzas de solidaridad de los pueblos oprimidos por sus dictaduras–, porque nos resulta increíble que su apoyo al castrismo como modelo político para América Latina sea compartido por estos gobiernos.

Hacemos un llamado al Consejo de Europa y a la Comisión Europea, al Parlamento Europeo y al Consejo Económico y Social Europeo, para que no acepten como política de la Unión Europa este caprichoso balance sobre la implementación del Acuerdo de Diálogo Político y Cooperación Cuba-UE, realizado por Federica Mogherini al término de la reunión que sostuviera con la dictadura a la víspera de las referidas declaraciones.

Hacemos un llamado solidario a las centrales sindicales europea y a la Confederación Europea de Sindicatos, para que rechacen estas declaraciones de abierto apoyo a un régimen violador sistemático de los Convenios Internacionales fundamentales de la OIT, tal como ha señalado reiteradamente por décadas el Comité de Libertad Sindical de la OIT y la Comisión de Expertos en Aplicación de Convenios y Recomendaciones, y más recientemente por el Consejo de Administración, como resultado del caso No. 3271 que hemos presentado contra el Estado de Cuba.

Por un trabajo digno, por el derecho a las libertades sindicales y a la negociación colectiva, por el cese de la represión y el hostigamiento, pronunciamos este categórico rechazo y solicitamos la solidaridad de las fuerzas sindicales y democráticas del mundo.

Iván Hernández Carrillo
Secretario General
Asociación Sindical Independiente de Cuba (ASIC)

Joel Brito
Director Ejecutivo
Grupo internacional para la Responsabilidad Social Corporativa en Cuba (GIRSCC)