lunes , 22 abril 2024

Tabacaleros cubanos advierten que no habrá «zafra de calidad este año, ni siquiera mínima»

Las autoridades extendieron la etapa de la siembra, debido a la falta de insumos y combustible para preparar el terreno.

(Tomás Cardoso / Martí Noticias) – La campaña de preparación de tierras para la actual zafra tabacalera se encuentra muy atrasada, principalmente por falta de insumos y combustible, y aún no se ha roturado la tierra, mientras que las autoridades cubanas decidieron extender hasta el 31 de diciembre la etapa de siembra, lo cual comprometerá la calidad del tabaco, alertaron campesinos de las zonas productoras a Martí Noticias.

En Pinar del Río, donde se produce el 65 % del tabaco del país, más de 20 toneladas de tabaco de la campaña tabacalera del 2022-2023, que estaba almacenada en casas de secado, se mojó y se perdió tras el azote del huracán Ian, en septiembre del pasado año.

Es muy crítica la situación en las zonas tabacaleras en la provincia, y el Ministerio de la Agricultura (MINAGRI) «quiere quemar etapas, y eso no funciona con un producto tan delicado», aseguró el agricultor Esteban Ajete Abascal, quien recientemente realizó un recorrido por los municipios productores.

“Gran parte del macizo tabacalero en estos momentos se encuentra sin rotular, se encuentra fuera del cronograma. El tabaco tiene un cronograma de trabajo donde, si incumples con una de las acciones que tienes que realizar, las otras no van a venir. Faltan insumos, faltan maquinarias, no hay tampoco ganado mayor para realizar muchas labores a través de la tracción animal. No va a haber una zafra de calidad este año, ni siquiera mínima”, opinó Ajete Abascal.

La falta de recursos para reparar sus casas agobia a los tabacaleros que laboran en las cooperativas de producción en el municipio San Juan y Martínez, tierras donde se produce el mejor tabaco de Cuba. A punto de cumplirse 13 meses del paso de Ian por el territorio, hay muchos campesinos molestos por la falta de materiales para reparar sus viviendas y las casas de secado.

El tabacalero Osmany Poveda Hernández, que labora en la cooperativa Hermanos Saíz, en San Juan y Martínez, explicó que hay mucha presión sobre los productores para que siembren con sus propios recursos.

“Ahora mismo aquí, en el municipio San Juan y Martínez, son pocos los campesinos que están rompiendo la tierra con bueyes, porque hasta eso se ha acabado en este país, los bueyes se los han comido. Aquí, en la cooperativa de nosotros, hay dos tractores, pero apenas trabajan porque no hay petróleo. El que no siembre antes del 31 de diciembre, le van a quitar las tierras, y aquí el campesino no tiene recursos para trabajar las tierras”, enfatizó el productor.

El gremio de los tabacaleros está muy desmotivado debido a los impagos de la zafra 2022-2023 del monopolio estatal Tabacuba, en las cooperativas tabacaleras en San Antonio de los Baños, Artemisa.

«Las tierras tenían que haberse venido preparando hace tres meses atrás para que quedaran en buen estado para su cosecha. Por otro lado, no hay combustible. El poco combustible que hay lo están utilizando ellos (los funcionarios de la empresa) para su beneficio personal. No se puede ni bombear agua, porque ni corriente tienen”, advirtió desde el importante polo tabacalero, el usufructuario Daniel Alfaro Frías.

Y desde la zona tabacalera de Bayamo, en la provincia de Granma, el también agricultor Emiliano González, dijo que allí la zafra será nula.

“Bayano, Granma, es uno de los mejores tabacos que se daba en la zona oriental y donde más cantidad de tabaco se sembraba. Te cuento que la producción está en cero, completamente. No hay tierra preparada, no hay ningún tipo de insumo para hacer la cosecha. Me parece que va a ser completamente nula la cosecha del tabaco en esta zona de Cuba”, concluyó.