lunes , 22 abril 2024

La pobreza extrema en Cuba sube 13 puntos porcentuales en un año – OCDH

Según Observa Cuba, el 88% de los cubanos vive en pobreza extrema, mientras que 86% desaprueba la gestión del gobierno.

Madrid (OCDH) – El 88% de los cubanos vive en pobreza extrema, un 13% más que en 2022, de acuerdo con los resultados del VI Informe sobre el Estado de los Derechos Sociales en Cuba, que se presentará este jueves en Miami por el Observatorio Cubano de Derechos Humanos (OCDH).

Según los ingresos totales, y siguiendo la pauta de $1,90 diarios para determinar el umbral de la pobreza, para un hogar de tres miembros, el 88% de los cubanos vive en la extrema pobreza. La crisis alimentaria y la inflación han impactado en este último año la economía de la mayoría de los hogares”, señaló el OCDH.

La investigación, que incluyó 1.354 entrevistas personales en 75 municipios de todas las provincias de Cuba, confirma el estado de gravedad de los derechos sociales en la isla, debido a las crisis estructurales y acumuladas y a la falta de voluntad política de las autoridades para hacer los cambios que el país necesita. La encuesta (con margen de error de + – 2,53%) se realizó entre el 12 de julio y 7 de agosto de 2023.

La preocupación por la crisis alimentaria ha subido cinco puntos respecto al año anterior, al situarse en el 70%, seguida de problemas como los salarios (50%) y la inflación (34%). Los resultados indican un empeoramiento de la sanidad pública.

Casi nueve de cada diez cubanos (86%) es crítico con la gestión económica y social del gobierno. En este contexto, un 68% de ciudadanos valora como “muy negativa” la gestión del gobierno (un considerable incremento de +17 puntos respecto del año anterior).

La gestión del gobierno no es aprobada en absoluto por ningún grupo racial, siendo los más críticos los de raza negra, con un 73% que la valora como «muy negativa» (así como el 71% de mulatos y mestizos, y el 65% de blancos).

Otros resultados de la investigación:

-Una mayoría de ciudadanos cubanos (más del 80%) considera que la inversión pública en educación, vivienda, agricultura y alimentación, y salud pública y hospitales es insuficiente (llegando, en las cuestiones alimentarias y de salud, a sobrepasar el 90%).

-El 15% de la población ha tomado medicinas vencidas, más de dos puntos respecto a la encuesta anterior. Un 32% de quienes necesitaron medicinas no pudieron conseguirlas, ya sea por su costo (12%) o su escasez (20%). Quienes consiguieron medicamentos fue a través de iglesias u organizaciones caritativas, el envío de familiares en el exterior, o por otras vías. Solamente el 6% los adquirió en las farmacias del sistema de salud.

-El 62% tiene problemas incluso para comprar lo más esencial para sobrevivir, 11 puntos porcentuales más que el año anterior.

-Crece la cantidad de viviendas en peligro de derrumbe (15%) respecto al año anterior. Entre los mayores de 70 años, aumenta la situación de peligro de derrumbe en viviendas hasta el 24%.

-Los mayores de 70 años tienen problemas para comprar los productos básicos o esenciales en un 79%.

-Casi la mitad de los entrevistados (el 48%) afirma que ha dejado de comer por falta de dinero o recursos para conseguir alimentos.