lunes , 22 abril 2024

Colegio Médico de Honduras denuncia privilegios salariales a doctores cubanos

El CMH asegura que hay 11,000 médicos hondureños desempleados y aboga por que el gobierno dé prioridad a sus nacionales.

(Redacción de CiberCuba) – El Colegio Médico de Honduras (CMH) denunció privilegios salariales a los doctores cubanos que están llegando al país centroamericano, en detrimento de los doctores locales.

Samuel Santos, vicepresidente del CMH, dijo a la emisora HRN que no existe equidad en cuanto a los salarios, ya que mientras un especialista hondureño gana 35,000 lempiras, un cubano percibirá 2,000 dólares (unas 49,520 lempiras).

El directivo se refirió a la llegada, el próximo 20 de febrero, de 89 médicos cubanos que trabajarán durante dos años en hospitales de Honduras.

Otra de las inconformidades del Colegio Médico se debe al destino al que irán los galenos de la Isla. Según Santos, inicialmente la Secretaría de Salud dijo que serían ubicados en zonas remotas del país, pero ahora se informó que algunos serán enviados a hospitales de las principales ciudades como Tegucigalpa y San Pedro Sula.

«Ahora los especialistas están en las principales ciudades del país. No les dan la oportunidad a especialistas hondureños de gozar de una plaza», precisó.

Las autoridades hondureñas alegan que existe una escasez de especialistas en varias disciplinas médicas que justifica la importación de médicos desde Cuba.

Sin embargo, el CMH asegura que hay 11,000 médicos desempleados. Samuel Santos aboga por que el gobierno haga un balance y dé prioridad a sus nacionales.

«El Colegio Médico está en la obligación de defender la plaza de médicos, porque no se puede permitir que los médicos cubanos tengan prioridad. No se trata de nacionalidad, creemos que primero se debe emplear a los médicos hondureños como debe ser. Es una política errada por parte del gobierno», recalcó.

En respuesta, Marco Eliud Girón, diputado del partido Libertad y Refundación, actualmente en el poder, acusó al Colegio Médico de tener una opinión sesgada, y aclaró que la llegada de los doctores cubanos no fue una idea original de la Secretaría de Salud de Honduras, sino de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

«Creo que el CMH no debe tener sesgo político. Se les debe dar la bienvenida a los médicos de Estados Unidos como a los cubanos. Este gobierno ha sido responsable y se les ha otorgado de manera permanente a 2,300 médicos», subrayó. A comienzos de mes, La Habana y Tegucigalpa firmaron un acuerdo para el envío de 89 médicos cubanos a Honduras por dos años, pese a la grave crisis del sistema sanitario en la Isla, y en medio de un gran descontento por el despido de 30 galenos hondureños que no eran seguidores del partido del gobierno.

En el grupo hay cirujanos, ortopédicos, neurocirujanos, cirujanos vasculares, cirujanos oncólogos, internistas, pediatras, epidemiólogos, médicos de familia y pediatras neurólogos, especialistas que escasean en Cuba.

En noviembre del pasado año, la presidenta del Colegio Médico de Honduras, Helga Codina, se opuso a la llegada a Tegucigalpa de una brigada de 86 médicos cubanos, alegando que en su país hay unos 11,000 galenos sin empleo fijo.

Codina denunció que el gobierno de su país paga grandes sumas al régimen cubano por cada médico y que estos apenas cobran un pequeño porcentaje de ese sueldo, por lo que muchos terminan quedándose en Honduras y haciendo más competitivo el mercado laboral para los doctores hondureños.

Ya en 2022, el CMH protestó por la contratación de 80 galenos cubanos.

«A varios médicos hondureños y otros profesionales de la salud no les han pagado por sus servicios desde hace más de siete meses, pero vendrán galenos cubanos, por quienes el gobierno hondureño le deberá pagar al gobierno de Cuba», denunció Edy Avelar, delegado del organismo.

Mientras, en Cuba la escasez de médicos afecta cada vez más el servicio de salud.

Más de 12,000 galenos salieron del Sistema de Salud Pública en 2022, en medio de una crisis que ha obligado a muchos doctores a renunciar a su profesión y dedicarse a otras labores o emigrar.