martes , 23 julio 2024

Congresistas estadounidenses denuncian acoso a sindicalistas cubanos independientes

En una carta a la AFL-CIO, los legisladores denunciaron que miembros de la ASIC han sido detenidos, hostigados y encarcelados.

(Redacción Radio Televisión Martí) – Congresistas republicanos y demócratas, entre ellos cuatro cubanoamericanos, enviaron una carta esta semana a la Federación Estadounidense del Trabajo y Congreso de Organizaciones Industriales, AFL-CIO, para expresarle su profunda preocupación con respecto a la creciente represión contra sindicalistas independientes y activistas laborales en Cuba.

Los congresistas firmantes, Mario Díaz-Balart, María Elvira Salazar, Carlos Giménez, Debbie Wasserman Schutlz y Jared Moskowitz, los cinco por la Florida, junto a Nicolle Malliotakis, por New York, solicitaron a la AFL-CIO que, dentro de todas las normas y reglamentos aplicables, evalúe formas en las que pueda apoyar los derechos laborales independientes en Cuba y poner fin a la brutal represión que enfrentan quienes se atreven a exigir estos derechos esenciales.

En la carta, los legisladores denunciaron que miembros de la Asociación Sindical Independiente de Cuba (ASIC), el principal sindicato independiente de Cuba, han sido detenidos, hostigados y encarcelados por agentes de la Seguridad del Estado cubana.

El caso más reciente es el de Iván Hernández Carrillo, líder sindical independiente cubano, que fue detenido el 21 de febrero pasado y trasladado a la estación policial ubicada en Zapata y C en el Vedado habanero para ser interrogado.

«Allí me mandaron a despojarme de toda la ropa, o sea, me hicieron desnudarme como un método de humillación y de chantaje. Me revisaron todas mis pertenencias”, relató en esa ocasión el sindicalista en entrevista con Radio Televisión Martí.

«Otros activistas laborales independientes que, según ASIC, han enfrentado interrogatorios y detenciones, solo este mes, incluyen a Luis Orlando León Randich, Ulises González, Emilio Alberto Gottardi Gottardi, Leonardo Hemández Camejo, Yaquelin Dalis Caballero, Felipe Carrera Hernández y Reinaldo Cosano Alen», agregó el comunicado.

Los representantes estadounidenses reconocieron que, a pesar del incremento represivo en la isla, el movimiento laboral independiente de cubano «sigue exigiendo un cambio democrático».

«Además, el régimen ha comenzado a etiquetar a los activistas como «terroristas» para acusarlos de otros delitos falsos, para someterlos a largas penas de prisión e incluso a la pena de muerte», añadieron los congresistas.

En febrero, Nilton Neco Souza da Silva, presidente de la Alternativa Democrática Sindical de las Américas (ADS), organización que ha expresado su preocupación por la situación en Cuba, calificó de «absurdo» el acoso del régimen cubano a los sindicalistas independientes.

“Una cosa jamás imaginada en el tiempo que estamos viviendo hoy, en la democracia libre en el mundo. Un dirigente ser secuestrado, humillado, torturado por, simplemente, defender la democracia. Eso es inadmisible”, señaló Souza da Silva, desde Brasil, en declaraciones a Radio Martí.