domingo , 14 julio 2024

Declaración de la ASIC con respecto al aumento del salario al sector presupuestado cubano

El régimen debe dar pasos positivos a otras demandas en el ámbito laboral, esencialmente el ejercicio de la democracia sindical.

La Habana (ASIC) – Como todos sabemos, el pasado 27 de junio el Consejo de Ministros presidido por el gobernante cubano Miguel Díaz-Canel Bermúdez dio a conocer al país un aumento del salario mínimo para el sector presupuestado de 400 pesos cubanos (CUP), el medio se incrementó a 1 067 (CUP) y hasta 3 000 (CUP) el alto.

La ASIC reconoce positivamente este hecho. Recordamos que siempre fue unas de las demandas más reclamadas por las afectaciones directas que causan los deprimidos sueldos al nivel de vida de los trabajadores.

Las constantes represalias a que está sometida nuestra organización y las irreconciliables diferencias ideológicas con el régimen de partido único no nos impiden reconocer el valor de una acción, aún lejos de las necesidades de quienes laboran en el sector estatal pero que en cierta medida constituye un moderado alivio a las pésimas condiciones existenciales de miles de familias en todo el país. 

Nos preguntamos: ¿Por qué ahora y no antes? 

¿Será una medida populista para enfrentar el descontento y la desmotivación de los trabajadores cubanos, más que una decisión tomada como parte de un articulado proceso de apertura económica y social a implementarse a corto y mediano plazo? ¿Podrá el gobierno evitar un posible repunte en los índices inflacionarios como consecuencia del alza en el volumen de dinero circulante a partir de la elevación salarial a los pocos más de 3 millones de personas que laboran en el sector público?

Animamos pues al régimen cubano a dar también pasos positivos a otras demandas en el ámbito laboral, considerando esencial el ejercicio de la democracia sindical. Vemos impostergable la necesidad de eliminar que el salario se pague en una moneda que no sirve para adquirir lo mínimo indispensable para subsistir.

Del mismo modo, demandamos que la iniciativa privada para el trabajo por cuenta propia no se limite, sea libre y creativa. Asimismo, exigimos que los trabajadores por cuenta propia tengan derecho a asociarse y crear pequeñas y medianas empresas que coadyuven al desarrollo económico que requiere el país, a la vez que sean fuentes creadoras de nuevos empleos estables y protegidos, y se reconozca el derecho inalienable de los trabajadores a la huelga y a la negociación colectiva.

La ASIC reitera su satisfacción por los beneficios que se deriven de un aumento salarial, que consideramos tardío y aún precario por el altísimo costo de la vida.

Por otro lado, dejamos saber que la complacencia crítica frente a este hecho no amilana nuestra voluntad de continuar denunciando la permanente violación de los derechos humanos por parte del gobierno totalitario, incluidos los sindicales y laborales. Porque sin estos últimos, ¿de qué vale entonces los publicitados aumentos?

La Habana, 2 de julio de 2019

Firmado / Secretariado Nacional de la Asociación Sindical Independiente de Cuba (ASIC)
Afiliado a la Alternativa Democrática Sindical de las Américas (ADS)