lunes , 22 abril 2024
Vigilancia policial en la vivienda de Esteban Rodríguez (Facebook E.R)

Huelguistas de San Isidro continúan bajo asedio y estrecha vigilancia de la Seguridad del Estado en Cuba

“¿Qué es lo que buscan? ¿Que nos quedemos sin comida y que como no podemos salir muramos de hambre?”

Maykel González | La Seguridad del Estado mantiene el acoso sobre los activistas que se unieron en el barrio de San Isidro, en La Habana Vieja, para librar una huelga de hambre por la liberación del rapero contestatario Denis Solís, condenado a prisión por un presunto delito de desacato.

Uno de ellos, el científico Oscar Casanella, dijo en redes sociales que este domingo continuaba con su casa, en el municipio Plaza de la Revolución, sitiada por la policía política y por la policía nacional.

“Detrás de la palmita se ve una patrulla y atrás de ella se ve parqueada la moto de uno de los represores, probablemente del agente Angelito quien es mi represor y a quien he visto estos días de día y de noche frente a mi casa”, aseguró al describir las imágenes.

“En la segunda foto se ve un policía en el garaje frente a mi casa y otro policía comiéndose una cajita de comida en el pasillo de servicio entre los 2 edificios del frente de mi casa”, precisó.

La curadora de arte Anamely Ramos denunció que son ya 9 días los que ella y la profesora Omara Ruiz Urquiola han permanecido asediada por oficiales. “Esta es la patrulla que se mantiene en la esquina, pero ahora vino una agencia de envío de comida a traernos unas cosas y la otra patrulla que está al doblar, la 515, salió atrás del repartidor y lo interceptó en la esquina”, expuso.

“¿Qué es lo que buscan? ¿Que nos quedemos sin comida y que como no podemos salir muramos de hambre? ¿O acaso quieren inducir a otra huelga? Somos dos mujeres solas, una de ellas enferma”, advirtió.

“¿A acosar mujeres y aislarlas se dedica la Policía Nacional Revolucionaria, recibiendo órdenes de la Seguridad del Estado? Pido a todas las organizaciones nacionales e internacionales y a personas de buena voluntad a pronunciarse contra tamaña falta de legalidad y de humanidad”, concluyó.

En horas más tempranas del domingo, la activista Iliana Hernández también denunció que su casa en Habana del Este permanecía asediada por agentes represores vestidos de civil, mientras que una cámara de vigilancia capta imágenes de sus movimientos desde la vivienda de un vecino, que es el presidente del CDR.

Similar panorama describen acerca de sus respectivos domicilios, los reporteros y activistas Esteban Rodríguez y Abu Duyanah Tamayo, también participantes en la huelga de hambre en la sede del MSI, en la calle Damas 955.