Más profesionales de la salud fuera de Cuba: casi 160 para Cerdeña

El régimen continúa enviando recursos humanos a otros países mientras la severa falta de personal médico golpea a los cubanos.

Roma (DDC) – Un nuevo grupo de casi 160 profesionales de salud cubanos será enviado a Italia próximamente para trabajar en hospitales de la isla de Cerdeña donde escasea personal especializado, informó la edición digital de L’Unione Sarda.

La publicación precisó que recientemente tuvo lugar en la sede diplomática de La Habana en Roma un encuentro entre el consejero regional de Salud, Carlo Doria, la embajadora Mirta Granda Averhoff y el ministro cubano de Salud Pública, José Ángel Portal Miranda, para atar el acuerdo sobre los nuevos especialistas destinados a la isla italiana.

El medio, que no precisó una fecha de arribo del grupo, destacó que los números son importantes: «128 médicos y 30 enfermeras cubanos llegarán a Cerdeña para ser asignados a los lugares más críticos, con un contrato hasta el 31 de diciembre de 2025 con posibilidad de renovación».

Italia ha contratado a La Habana cientos de profesionales de la salud en los últimos cuatro años. En agosto de 2022, las autoridades de ese país anunciaron que el Gobierno de Cuba exportaría 497 médicos a Calabria, en una operación que fue mantenida en secreto. La Habana se embolsaría un total de 28 millones de euros anuales durante tres años por ese acuerdo. Un año después, en agosto de 2023 arribaron 200 especialistas más a esa provincia.

El régimen sigue enviando recursos humanos a otros países mientras la falta de personal médico golpea a los cubanos y ha sido reconocida por las autoridades de la Isla.

El Observatorio Cubano de Auditoría Social (OCAC), del laboratorio de ideas Cuba Siglo 21 reveló recientemente que la nueva oligarquía cubana comandada por GAESA se apropió, como mínimo, de 69,8 mil millones dólares (69.866.399.679 dólares) de los salarios de los médicos exportados. Ese dinero nunca fue invertido en el sistema de Salud Pública como había anunciado el Gobierno cubano, ante las primeras acusaciones de someter a trabajo forzoso a esos profesionales de la salud.

En noviembre de 2023, viceministros de Salud Pública reconocieron que en Cuba hay insuficiencia de médicos y que se realizan menos intervenciones quirúrgicas. De acuerdo con el Anuario estadístico de 2022, que publica la estatal Oficina Nacional de Estadísticas e Información (ONEI), durante ese año trabajaban en la Isla 12.065 médicos menos que en 2021.

En cuanto a la atención primaria, una investigación de DIARIO DE CUBA en 2018 evidenció la caída en picada de los consultorios del médico de la familia. De los 18.090 que existían a finales de la década de los 80 del siglo pasado, hoy han desaparecido 6.542, según cifras oficiales.

Desde que La Habana perdiera varios mercados para sus profesionales exportados, con el cierre de sus grandes «misiones» en países como Brasil, Bolivia y Ecuador, ha buscado nuevos destinos para sus sanitarios. Durante 2020 y 2021 la pandemia del Covid-19 le permitió enviar grupos por breve tiempo a más de 20 países, incluidos Andorra e Italia.

Los servicios de salud humana y de atención generaron al Gobierno 3.997.948,3 de los 6.879.664,9 millones de pesos ingresados en 2020 por el concepto de exportación de servicios, según cifras oficiales. La Salud fue exactamente el 58,1% de ese total. A pesar de ello, La Habana insiste en que sus «misiones médicas» son expresión de su «vocación internacionalista» y parte del propósito «humanista» de la Revolución.

Ello, mientras crecen las denuncias de doctores, enfermeras y otros especialistas de salud por las condiciones de esclavitud a la que son sometidos en las llamadas «misiones».

La violación de los derechos humanos de los médicos cubanos enviados al exterior ha sido ampliamente documentada y denunciada. Una investigación publicada por DIARIO DE CUBA en 2018 reveló a nivel mundial los mecanismos usados por el régimen cubano en la exportación de médicos a Brasil.

Otra investigación más reciente de este mismo diario, en colaboración con la organización de periodismo CONNECTAS, obtuvo pruebas del modus operandi en otros países. Prisoners Defenders ha obtenido desde 2019 hasta hoy más de 1.800 testimonios de víctimas que describen condiciones laborales de esclavitud moderna en «misiones» en 47 países entre 2002 y 2022.

A inicios de enero la ONU volvió a señalar al régimen de Cuba por la persistencia de las violaciones de los derechos de los trabajadores exportados, en especial los médicos enviados a «misiones internacionalistas», y advirtió que los gobiernos de Italia, Catar y España podrían calificar como cómplices de esos mecanismos.