Otra conferencia sindical sin soluciones concretas

No faltaron los planteamientos críticos dirigidos a proyectar la idea de un compromiso aparentemente real en la búsqueda de paliativos.

Pittsburgh (Sindical Press) – El sábado 18 de noviembre, culminó la Segunda Conferencia Nacional del Sindicato de Trabajadores del Comercio, la Gastronomía y los Servicios (SNTCGS), sin que se vislumbren soluciones concretas a los problemas planteados, muchos de cuales conforman parte de una profusa lista, con varias décadas de existencia, que muestra la disfuncionalidad del modelo económico establecido sobre las bases del marxismo-leninismo.

En esta ocasión no faltaron, como es costumbre, los planteamientos críticos dirigidos a proyectar la idea de un compromiso aparentemente real en la búsqueda de paliativos.

Los bajos salarios y el número de comerciantes ociosos en las instalaciones del estado (bodegas, carnicerías, etc.) estuvieron entre los temas abordados. El agravamiento de la crisis económica y la inconsistencia del trabajo sindical, según reflejó el reporte publicado en el diario Trabajadores, fundamentan la continuidad de tales perjuicios.

Otros cuestionamientos, como el marcado incremento de precios y no de ventas de productos y servicios, vieron la luz en los debates presididos por el secretario general de la oficialista, Central de Trabajadores de Cuba (CTC) e integrante del Buró Político, Ulises Guilarte de Nacimiento.

Por otro lado, no se explica la exhortación a aplicar sistemas de pagos más eficaces a partir de un alza en la oferta de bienes y servicios con una economía devastada por la determinante influencia de la burocracia en los procesos económicos, los niveles paupérrimos de productividad, el arraigo de la descapitalización y en general el agotamiento de un modelo de producción que persisten en mantener a golpe de remiendos.

La intervención de Jorge Gutiérrez Sánchez, secretario del sindicato de trabajadores por cuenta propia de la zona de 100 y Boyeros, en la capital, puso en contexto la baja disponibilidad para formar parte del sindicato. Más de 33 mil personas han preferido mantenerse al margen de la convocatoria a asociarse a una de las filiales de la CTC, la única entidad de este tipo autorizada por el partido.

Al aludir el tema del perfeccionamiento en la calidad de los servicios a la población, se obvió la triste realidad de una infraestructura carcomida por la apatía, la escasez crónica y las corruptelas, hechos, desde hace décadas ajenos a la eventualidad y convertidos en réplicas de una mentalidad mediocre y atada a los resortes del racionamiento y la supervivencia creados por la élite para facilitar su permanencia en el poder

Los cantos de sirena de la ministra de Comercio Interior Betsy Díaz Velázquez, al destacar, sin abundar en detalles, los logros de la entidad que dirige y el entusiasmo proyectado hacia un futuro de mayores progresos, define una actitud inconsecuente, alejada de un contexto lastrado por la decadencia en todas sus variables.