sábado , 13 julio 2024
Trabajadores comunales en Ciego de Avila. (Trabajadores)

Parón laboral de los trabajadores comunales de Colón, Matanzas

Después de tres meses sin pagar los salarios, la dirección de la empresa les alega que no dispone del presupuesto.

La Habana (Sindical Press) – Un conato muy parecido a un parón laboral o huelga están protagonizando los trabajadores de la empresa de servicios comunales del municipio Colón, en Matanzas, cuando decidieron suspender sus labores en protesta por tres meses de salario que le adeuda la dirección de la empresa, la cual alega no disponer del presupuesto para pagarles.

Un trabajador de la empresa dijo, en condición de anonimato, que esta situación de no pagarles en tiempo y forma no es la primera vez que ocurre y siempre bajo el mismo pretexto.

Como respuesta al parón laboral de estos trabajadores, los directivos y el personal administrativo asumieron el rol de “rompe huelgas”, cometiendo las labores que los huelguistas se niegan a realizar, tales como la limpieza de las calles y la recogida de basura.

En Cuba no existe el derecho a la huelga y a su vez existe una férrea represión de las manifestaciones críticas ante las violaciones laborales. Tampoco están permitidos los sindicatos libres. La Central de Trabajadores de Cuba, que es un apéndice del partido comunista, es el único sindicato permitido en el país y trabaja en complicidad con la administración y aviesamente en contra de los trabajadores.

Ante la intensa crisis que vive el país, la alta tasa de inflación y la desvalorización del peso cubano, a los trabajadores de la Isla no les alcanza el salario para satisfacer sus necesidades básicas.

La Organización Internacional del Trabajo y las entidades afines que defienden los derechos de los trabajadores en todo el mundo reconocen el cobro del salario como uno de los derechos más sagrados de la clase trabajadora. Al incumplirlos, la administración coloca a miles de personas en un callejón sin salida, donde la protesta es probablemente la alternativa más eficaz para llamar la atención sobre un hecho que aumenta la precariedad existencial de decenas de núcleos familiares.

La empleomanía de la empresa de comunales de Colón, en Matanzas, reclama un derecho legítimo. Es injusto trabajar sin una retribución monetaria cuando el costo de la vida crece de manera exponencial y sin asomo de cambios favorables en lo que resta del año en curso.