sábado , 13 julio 2024

¿Qué pasa con la protección contra los rayos en Cuba?

Entre 1987 y 2017, fallecieron en la Isla 1742 personas a causa de impactos de rayos, superando otros fenómenos naturales.

La Habana, Cuba (Cuba Sindical) – En la tarde de este 29 de mayo, unos minutos antes de las 4:00 p.m., una descarga eléctrica cayó sobre la garita de la Empresa de Servicios a la Unión del Níquel (ESUNI), en Moa, provincia de Holguín y traspasó la cubierta de la garita, impactando sobre trabajadores que terminaban su jornada laboral y regresaban a sus viviendas.

En este trágico hecho falleció Dunielkys Fonseca Borges, quien se desempeñaba como Especialista en gestión económica en la ESUNI. Además, resultaron lesionadas Elba Rosa Gómez, Yoandra Silva Gómez, (embarazada, reportada con evolución estable), Yamile Rodríguez Romero, Isabel Reyes Quiala, Alicia Barrios Nicot, Mercedes Taimanis López.

Según el reporte oficial de la dirección de la ESUNI, las siete trabajadoras esperaban el transporte que los regresarían a sus casas luego de la jornada laboral, cuando el rayo impactó directamente sobre la garita.

Las trabajadoras lesionadas fueron trasladadas al hospital Doctor Guillermo Luis Hernández-Vaquero, donde recibieron atención urgente por el personal médico. Fonseca Borges fue reanimada en el lugar de la descarga, pero entró en un paro cardio respiratorio y estuvo en estado crítico en la unidad asistencial hasta su eventual fallecimiento.

Rubiel de la Cruz Rabí, periodista del telecentro de Moa, reveló que dos de las trabajadoras se mantenían en estado crítico, pero estable incluyendo a la gestante.

En los últimos meses los reportes sobre descargas eléctricas con afectaciones de vidas humanas y daños económicos se han vuelto frecuentes en la isla. Durante las investigaciones posteriores a los hechos, se ha podido establecer una causa común: la pésima protección en los centros laborales contra estos fenómenos meteorológicos y la falta de mantenimientos en los pararrayos que todavía se encuentran en uso.

Según datos consultados del Instituto de Meteorología, se pudo constatar que las descargas eléctricas son la primera causa de muerte por fenómenos naturales en el archipiélago cubano. Un dato que el estado cubano debía tener en cuenta, para tomar todas las medidas necesarias para la protección de los trabajadores ante estos eventos tan nocivos contra la salud humana.

Entre 1987 y 2017 fallecieron en la isla 1742 personas a causa de impactos de rayos, una cifra que supera ampliamente el número de pérdidas de vidas humanas dejadas por huracanes, tornados, eventos de lluvias intensas e inundaciones costeras.

Un estudio del centro de investigaciones meteorológico adjunto a la academia de ciencias, arrojó que la mayor cifra de muertes por descarga eléctricas se registra con mayor asiduidad en las provincias Camagüey y Guantánamo; precisamente la provincia de Holguín donde sucedió la tragedia es el tercer territorio en esta lista.

Bárbaro Aguilera Pelegrin, especialista de seguridad y salud del Grupo de Emergencia de la Empresa Comandante Pedro Soto Alba, dijo que los directivos de la empresa acudieron al lugar rápidamente al encontrarse a pocos metros del punto de impacto del rayo y escuchar los pedidos de auxilio de los afectados y que el traslado hacia el hospital se realizó rápidamente.

Pero la mayor ayuda que pudieran darle los dirigentes de las empresas y centros laborales a los trabajadores, es una detallada política de protección y seguridad en los centros de trabajo, para evitar en lo adelante que se repitan tragedias de esta naturaleza.