domingo , 14 julio 2024
Yoandy Riverón, el represor "Cristian", convertido en dueño de un negocio privado en Camajuaní. (Youtube)

Televisión cubana entrevista a agente de Seguridad del Estado devenido empresario

Se hacía llamar «agente Cristian» y acosó durante años a alumnos y profesores de la Universidad Central de las Villas.

(Redacción) – La televisión cubana entrevistó a Yoandy Riverón, un represor de la Seguridad del Estado en Villa Clara, que ahora es un cuentapropista que se dedica a la producción y venta de zapatos.

Riverón, que se hacía llamar el «agente Cristian», acosó durante años a alumnos y profesores de la Universidad Central de las Villas, entre ellos la periodista Karla María Pérez, quien fue expulsada de la institución en 2017 y ahora, al verlo en los medios, lo reconoció como el agente que la «atendía».

«La misma voz, la misma cara. El oficial que me sacaba de clases para interrogarme y amenazarme por horas. Nos vemos en los tribunales», dijo Karla en su muro de Facebook.

En el reportaje emitido por el Noticiero, Riverón fue presentado como «asesor jurídico» de la MIPYME Jona’s SURL.

El supuesto emprendedor se «quejó» de las dificultades que atraviesan las empresas de capital privado para importar vehículos, y afirmó que está tratando de comprar dos carros para transportar materia prima y no ha podido entrarlos al país.

En opinión de Karla Pérez, esta nueva «faceta» de su antiguo victimario no es más que un lavado de cara como supuesto emprendedor.

Con ella coincidió el periodista independiente José Raúl Gallego, quien señaló que esta nueva tarea de «emprendedor» se la asignó el MININT a Riverón.

«Al oficial de la Seguridad del Estado lo pusieron a ‘quejarse’ de cuestiones que forman parte de lo que llamamos bloqueo interno», aseguró en su Facebook.

«El represor (…) ya no solo es presentado como empresario exitoso, sino también como ‘empresario crítico’ como parte de la estrategia de la Seguridad del Estado y GAESA de venderle al mundo la existencia de una clase privada que busca empoderamiento, y que sería capaz de disputarle al régimen su hegemonía política en un futuro. Todo esto es falso y no es más que una estrategia montada por ellos mismos…», detalló Gallego.

La semana pasada, el periodista oficialista Lázaro Manuel Alonso mostró el negocio privado de Yoandy Riverón como un ejemplo de iniciativa exitosa por la calidad de sus producciones y y sus precios «distantes de la locura del mercado».

José Raúl Gallego identificó entonces al «agente Cristian», quien en la Universidad de las Villas también hostigó a los estudiantes Dalila Rodríguez y Javier Larrea.

«En Cuba es común ver tanto a militares como a esbirros de la Seguridad del Estado re-convertidos en dueños de negocios y de tierras una vez concluidos su servicio activo, siempre gozando de los privilegios que no tienen otros emprendedores y que les permiten competir con estos en condiciones de suma ventaja. Esta es la ‘clase privada emergente’ que favorece el régimen, un grupo formado a su imagen y semejanza, leal, y que usa para mostrar una imagen de ‘cambios’ que no existen», subrayó.

Apuntó además, que es importante destapar este tipo de asuntos porque suceder que «un negocio de un esbirro de la Seguridad del Estado» pueda beneficiarse con las medidas de Biden para el sector «privado», mientras los verdaderos emprendedores no tienen acceso a los recursos, y temerosos de que si un día protestan puedan ser juzgados por receptación, acaparamiento, enriquecimiento ilícito u otra figura creada para juzgar arbitrariamente a quien se convierta en un estorbo para el régimen.