lunes , 22 abril 2024
foro regional Análisis y Solidaridad con la Realidad de los Trabajadores Cubanos, celebrado en Costa Rica, el 23 de septiembre.

Una victoria de la solidaridad

Sin embargo, muchos activistas no pudieron acceder al evento dado la práctica común del régimen de bloquearles internet y móviles.

La Habana, Cuba – En la bella ciudad de San José de Costa Rica, los días 21 y 22 de septiembre, se reunieron patriotas latinoamericanos unidos en la causa común de libertad, en el Foro Regional de apoyo a la Asociación Sindical Independiente de Cuba (ASIC).

Líderes del exilio cubano, políticos latinoamericanos y sindicalistas de la región inauguraron en la Universidad Autónoma de Centroamérica (UACA) este Foro regional de apoyo a los trabajadores cubanos que dentro de la Isla luchan contra la dictadura.

Entre las personalidades y viejos luchadores de los derechos laborales reunidos estuvieron el doctor Orlando Gutiérrez Boronat, del Directorio Democrático Cubano, el ex senador mexicano René Bolio, el ex diputado costarricense Drago Dolarescu, el sindicalista brasileño Nilton Neco Souza da Silva, Mariano Mena, presidente de la Universidad de los Trabajadores de América Latina (UTAL) y Luis Zúñiga, de la Asamblea de la Resistencia Cubana, entre otros.

Estaba previsto que desde Cuba participaran los sindicalistas independientes, para que contaran sus experiencias de represión bajo el bloque monolítico de administración, sindicato y partido único, pero a muchos le fueron cortado el servicio de Internet y los datos móviles.

El secretario general de la ASIC, Iván Hernández Carrillo, participó a través de un mensaje pregrabado de saludo a los participantes y de agradecimiento en nombre de los sindicalistas independientes de la ASIC.

Hernández Carrillo expresó que los trabajadores en Cuba estaban asfixiados por un mecanismo de control estatal sobre la vida y que las personas que se atrevían a criticar al gobierno eran despedidas de sus puestos de trabajo o reprimidas por la policía política secreta. “Luego de despedidos es muy difícil seguir trabajando en el sector estatal ya que son calificadas de no confiables”, señaló el líder sindicalista cubano.

Mariano Mena, presidente de la UTAL, con palabras emotivas que arrancaron aplausos en el conclave, indicó que la solidaridad era un principio y un valor y que los pueblos que viven en libertad tienen el deber de ayudar a los que lo necesiten y lo soliciten.

“Debemos romper las cadenas que atan el derecho a la libertad”, dijo Mariano Mena y reafirmó el apoyo por parte de las organizaciones de trabajadores de América Latina a la lucha de los sindicalistas cubanos.

El ex prisionero político Luis Zúñiga criticó duramente al régimen por sumir al país es una crisis económica, política y social que catalogó de desastre, y aseguró que el comunismo en Cuba tenía sus días contados.

El Foro estuvo dedicado a los cuatro sindicalistas de la ASIC que en estos momentos están presos por sus ideas políticas: Alexei Rodríguez Martínez, Walfrido Rodríguez Piloto, Humberto Bello Laffita y Yunier Herrera Rodríguez.

El doctor Gutiérrez Boronat en su alocución expresó que “esta coalición que nace es en nombre de los sindicalistas asesinados por la dictadura comunista”.

Del borrador de la Declaración final se pudieron adelantar el contendido de temas cruciales para la batalla final que se avecina, como crear un Comité de Apoyo y Solidaridad Internacional con ASIC, el de apoyar al pueblo y los trabajadores cubanos que han adoptado como única solución a sus problemas a manifestarse en contra del régimen, el de reafirmar que Cuba es un estado fallido, con ausencia total del Estados de Derecho, el de hacer responsable a la cúpula dirigente del régimen cubanos que cualquier desenlace fatal por el uso de la fuerza en contra de la población civil, denunciar ante la comunidad internacional las violaciones a los derechos laborales en los que incurre diariamente la dictadura, solicitar la libertad de todos los presos políticos, aborrecible práctica totalitaria que por más de seis décadas ha servido como respuesta a la disidencia política, violando todo debido proceso, el uso de la tortura y expresar el repudio a la ola represiva desatada contra los manifestantes del 11 de julio de 2021, a las absurdas condenas a la que han sido sentenciados y lanzar un llamado a los organismos internacionales para frenar este genocidio.

A pesar del bloqueo a la internet y de otras medidas aplicadas por la Seguridad del Estado para entorpecer y hacer nulo el impacto del evento, el foro internacional de apoyo a los sindicalistas libres fue un éxito. Una victoria de la solidaridad.

Medios importantes de gran audiencia en las redes sociales como ADN Cuba y CubaNet cubrieron en vivo el evento y fueron muchos los mensajes de apoyo al foro, a la causa de los derechos laborales de los trabajadores de todo el mundo y en especial a los trabajadores cubanos sometidos a una brutal dictadura cercana a su fin.