lunes , 22 abril 2024
Los médicos cubanos Assel Herrera Correa (izq) y Landy Rodríguez Hernández. (Facebook)

Los médicos cubanos secuestrados estaban en una zona de la que habían huido los doctores locales

Al parecer, el régimen cubano desestimó las características peligrosas del lugar, sin importar que sus profesionales trabajaran en condiciones riesgosas.

Nairobi (DDC) – Los médicos cubanos exportados por el régimen a Kenia y secuestrados en 2019, Assel Herrera y Landy Rodríguez —presuntamente muertos en un ataque con drones este mes—, habían sido ubicados en una zona conocida por su peligro.

Un reportaje del canal Citizen TV Kenya de cinco años atrás celebraba el «alivio» que representaban ambos doctores para los pacientes del condado de Mandera, que habían enfrentado tiempos difíciles «luego de que los médicos huyeran del área por miedo a ataques terroristas».

Según el reportaje, los médicos cubanos se habían sobrepuesto a sus temores por la inseguridad del lugar y se estaban adaptando a vivir con los residentes, aprendiendo el idioma y las costumbres.

El material destacaba que el doctor Herrera veía diariamente a un promedio de 20 pacientes por día en su turno de ocho horas, mientras que el doctor Rodríguez realizaba unos diez procedimientos quirúrgicos.

El propio Rodríguez, entrevistado en el reportaje, contó que cuando supo que sería enviado a Mandera buscó información sobre este condado en internet. Lo que encontró fue que se trataba de un lugar peligroso debido a los ataques de la milicia yihadista Al-Shabab.

Esas características del lugar debían ser conocidas también para el régimen cubano, que no  parece haber puesto objeciones a que sus profesionales de la salud fueran ubicados allí.

Los doctores Herrera y Rodríguez fueron secuestrados por Al-Shabab el 12 de abril de 2019. Solo después de ese lamentable hecho, el régimen decidió el traslado del resto de su personal sanitario que trabajaba en las zonas inseguras de Kenia a otras menos expuestas a la violencia.

Pero el mal ya estaba hecho. Assel Herrera y Landy Rodríguez habrían muerto este 15 de febrero en un ataque con drones del comando Africa de Estados Unidos contra un bastión de Al-Shabab. La noticia fue dada a conocer por la propia milicia yihadista y no ha podido ser verificada hasta el momento.

Miguel Díaz-Canel afirmó este miércoles que es una prioridad para el régimen cubano conocer la situación de los dos médicos, tras haberlos expuesto al peligro.

«Conocer la situación actual de nuestros queridos médicos Assel y Landy es la máxima prioridad del Gobierno de Cuba. No descansaremos hasta lograrlo», escribió Díaz-Canel en la red social X, pese a que, en los casi cinco años transcurridos desde el secuestro, se refirió a los dos médicos casi exclusivamente en sus cumpleaños y en los aniversarios de su captura por Al-Shabab.

«Compartimos el profundo dolor de sus familiares y de todo el pueblo», añadió el gobernante cubano.

Este martes, el presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular (ANPP), Esteban Lazo Hernández, viajó a Kenia para «esclarecer» la presunta muerte de los dos médicos, informó en un comunicado el Ministerio de Relaciones Exteriores cubano (MINREX).

El fin de semana pasado Al Shabab informó de las muertes de los dos médicos cubanos y culpó a EEUU. Según el MINREX, desde que trascendió la noticia «el Gobierno de Cuba brinda absoluta prioridad a las gestiones que, por diversos medios y de parte de distintos actores internacionales, se llevan a cabo con el fin de obtener la información más objetiva referida a los hechos».

Como medida adicional, La Habana dijo que ahora, después de que los médicos permanecieron casi cinco años secuestrados, fue que se iniciaron contactos con el Gobierno somalí. «En ese marco, desde el domingo 18 de febrero y en adición a las gestiones y la comunicación con el Gobierno de Kenia, se han iniciado contactos oficiales con el Gobierno de Somalia en búsqueda de precisión sobre las operaciones militares reportadas», señaló el citado texto.

Por último, en su comunicado, el MINREX cuestionó las responsabilidades de EEUU en el ataque: «No se tiene conocimiento sobre las circunstancias y características de la operación militar que la vocera del AFRICOM confirmó haber ocurrido, si esta se justificaba, y si se actuó con el cuidado obligatorio de evitar daño colateral».

El ministerio cubano obvió que los dos médicos no habrían estado allí ni habrían sido secuestrados, si no hubieran estado ubicados en una zona expuesta a los ataques del grupo yihadista.

El régimen cubano exporta a sus profesionales de la salud y se queda con al menos el 75% de sus salarios. Con frecuencia, son enviados a lugares a los que el personal sanitario local rehúsa ir, debido al peligro.

En 2021, las autoridades cubanas admitieron que las exportaciones de servicios de salud fueron el 50% de las exportaciones de servicios (en general) de 2020, y estas, a su vez, el 80% de las exportaciones totales del país.