sábado , 13 julio 2024

Sindicalismo no oficial en Cuba: «La situación actual de los trabajadores es de desesperanza»

“El régimen no ha legalizado ningún sindicato independiente a pesar de que en reiteradas ocasiones hemos presentado solicitud de legalización.”

(Contexto Cubano) – Hace unas semanas, el líder sindical estadounidense y fundador del primer sindicato de Amazon, Christian Smalls, vistió Cuba y se reunió con Miguel Díaz-Canel. Luego, procedió a publicar en sus redes sociales numerosa propaganda a favor del régimen que gobierna la Isla hace más de sesenta años, defendiendo su sistema político y sindical. Unos días más tarde, casi como si la realidad misma se decidiera a refutar a Smalls, se produjo una inesperada huelga ferroviaria en la provincia de Artemisa, la cual el régimen en sus medios oficiales buscó encubrir, afirmando que se trataba de «negligencias», las cuales serían «sancionadas».

Es bien sabido que en Cuba no existe la libertad sindical. Existe un único sindicato legalmente habilitado, la CTC, que opera más bien como un organismo de control totalitario por parte del régimen cubano. Sin embargo, a pesar de la dura represión que enfrentan y la invisibilización por parte de los canales oficiales, en Cuba sí existen los sindicatos independientes, que desde la ilegalidad impuesta por el régimen mantienen numerosos reclamos a favor de los derechos laborales en el país.

Ante este panorama y con la idea de que estas iniciativas merecen especial reconocimiento e impulso, desde Contexto Cubano logramos acceder a Iván Hernández Carrillo, Secretario General de la Asociación Sindical Independiente de Cuba, que nos concedió una entrevista para contarnos cómo funcionan las organizaciones no oficialistas que buscan representar a los trabajadores cubanos, así como la situación actual de los derechos laborales en la mayor de las Antillas.

CC: ¿Cómo y cuándo surge la Asociación Sindical Independiente de Cuba?

IHC: La Asociación Sindical Independiente de Cuba (ASIC) es el resultado de la fusión de tres organizaciones sindicales independientes que históricamente han representado una alternativa al sindicalismo oficialista y de control representado por el brazo ideológico del Partido Comunista de Cuba (PCC), que es la Central de Trabajadores de Cuba (CTC). Nuestras organizaciones poseían principios y programas de acción similares, tanto en lo político por la conquista de la democracia, como en lo reivindicativo por el mejoramiento de la calidad de vida y de trabajo de los obreros cubanos.

Así nace la Asociación Sindical Independiente de Cuba el 26 de octubre de 2016, como resultado de la unión de las siguientes organizaciones: Confederación Obrera Nacional Independiente de Cuba (CONIC), la Confederación de Trabajadores Independiente de Cuba (CTIC) y el Consejo Unitario de Trabajadores Cubanos (CUTC), con el mismo compromiso de luchar por el respeto a los derechos laborales y sindicales y el cumplimiento de los convenios internacionales de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), de la que el régimen cubano es signatario y firmante, pero que se niega a cumplir tácitamente como está establecido por su conducta arrogante, propia de las dictaduras.

CC: ¿Cuáles son sus objetivos? ¿Qué es lo que hacen mayormente?

IHC: La ASIC tiene sus objetivos bien definidos, sobre los principios y valores que le son inherentes, a la vez que le sirve de inspiración en la búsqueda de una justicia social que posibilite elevar la moral, profesionalidad y la cultura de los trabajadores mediante conferencias especializadas, talleres, seminarios que se imparten.

Otro de los objetivos es mantener relaciones fraternales en un ambiente de recíproco respeto, con los trabajadores cubanos y extranjeros y denunciar las violaciones cometidas con los Convenios y Recomendaciones de la OIT, entre otras temáticas del ámbito sindical y laboral.

Básicamente realizamos talleres de capacitación sindical; ayudamos o asesoramos a los trabajadores para enfrentar las arbitrariedades administrativas, el desempleo, la preparación de los trabajadores por cuenta propia y a quienes son también perseguidos por negarse a pertenecer a un sindicato oficialista.

La ASIC promueve la plena vigencia de las Normas Internacionales del Trabajo (NIT) de la OIT. Apoya a los presos políticos y sus familiares, principalmente los que están en prisión por ejercer el derecho a la libre sindicación. Auxiliamos a los trabajadores y los exhortamos a unirse a nuestra organización para defender sus propios derechos sindicales y laborales.

CC: ¿Cuáles son las principales trabas que enfrentan? ¿Qué respuesta mantiene el Estado cubano?

IHC: Las principales trabas que enfrentamos los sindicalistas independientes son, en primer lugar, la negación de los derechos sindicales contemplados en la legislación cubana. En nombre de la legalidad, las fuerzas de la Seguridad del Estado, con la complicidad de organizaciones controladas por el régimen como la CTC, intentan silenciarnos y utilizan duras penas de prisión, amenazas de enjuiciamiento y hostigamiento.

La dictadura emplea estos instrumentos para limitar gravemente el ejercicio de los derechos sindicales fundamentales así como la libertad de expresión, asociación y reunión. El régimen continúa calificando de delitos penales actividades tales como las reuniones para debatir asuntos sindicales, talleres y seminarios de capacitación.

Las afirmaciones del régimen de que garantiza estos derechos se ponen seriamente en entredicho cuando no disponen de facilidades para el desenvolvimiento de dichas actividades sindicales, en la que los sindicalistas independientes no gozamos de libertad de expresión ni de opinión.

El régimen sólo autoriza una organización de sindicatos controlados, la Central de Trabajadores de Cuba (CTC), que abraza la causa comunista y está dirigida por un miembro del buró político del Partido Comunista.

El régimen no ha legalizado ningún sindicato independiente a pesar de que nosotros en reiteradas ocasiones hemos presentado nuestra solicitud de legalización oficialmente ante el Registro de Asociaciones del Ministerio de Justicia. La respuesta que mantiene el régimen ante nuestra solicitud es la represión, la persecución política y el acoso antisindical, acciones totalmente inaceptables.

CC: ¿Cuál es la situación actual de los trabajadores cubanos? ¿Qué problemáticas enfrentan y qué pueden hacer los sindicatos independientes?

IHC: La situación actual de los trabajadores es de desesperanza. Los salarios que no les alcanzan para vivir, las faltas de medios de protección para trabajar, acompañado de la falta de incentivos, los despidos masivos y otras tantas situaciones han conllevado a los trabajadores a optar por la resistencia pasiva o la huelga de brazos caídos, por el cuentapropismo o actividades ilegales.

Los trabajadores han experimentado muchas dificultades más allá de los apagones, la escasez de alimentos y de transporte, aunque el régimen trata de disimularlo. Las dificultades se viven también en la inversión extranjera. Muchos trabajadores encontraron empleos en estas compañías, pero sufrieron el hecho de percibir en el devaluado peso cubano los salarios que los extranjeros le pagan al régimen en dólares.

Nosotros como sindicalistas vemos como imprescindible ayudar a los trabajadores despedidos de su puesto de trabajo e instruirlos para enfrentarse a los Órganos de Justicia Laboral de Base (OJLB) en demanda de sus derechos. De este modo los auxiliamos y al mismo tiempo los exhortamos a no permanecer en espera de promesas incumplidas que agotan el tiempo para reclamar sus derechos por la vía judicial, y los asesoramos en la confección de los documentos requeridos en sus demandas ante los organismos administrativos y judiciales.

CC: ¿Qué opinión le merecen las recientes declaraciones de Christian Smalls, del sindicato de trabajadores de Amazon, tras su visita a Cuba?

IHC: La peor, [Smalls] no mantuvo el mismo discurso crítico para con Cuba, que es una dictadura que esconde su brutalidades y pretende maquillarla con represivas promesas de libertad. La dictadura de la Isla tiene más de mil prisioneros políticos ahora mismo en las cárceles, entre ellos dos sindicalistas independientes, pero también durante estos más de sesenta años de tiranía han hecho de las desapariciones forzosas y los fusilamientos uno de sus crímenes más repugnantes.

Cualquiera que tenga la osadía de entender lo que ha ocurrido en Cuba en estos años deberá tener también la capacidad de no perder de vista las complejidades , las opacidades y los claroscuro.

Lamento mucho su visita a Cuba y que no la aprovechó para pedir más libertades sindicales, respeto por los Derechos Humanos, la libertad de los sindicalistas encarcelados, autonomía sindical, el cese de la persecución a los sindicalistas independientes y otras reivindicaciones que saltan a la luz porque prefirió abrazar al verdugo y virarle la espalda a las víctimas. Eso es imperdonable.

Iván Hernández Carrillo (n. 1971) oriundo de Matanzas, sindicalista, activista por la democracia y los derechos humanos. Preso de conciencia del «Grupo de los 75» durante la Primavera Negra. Es el actual Secretario General de la Asociación Sindical Independiente de Cuba (ASIC).

Contexto Cubano es un espacio de debate sobre la vida en Cuba fundado y sostenido por estudiantes cubanos que viven en Cuba todos los días. Comprometidos con una Cuba libre y plural. Contáctanos por Telegram!