domingo , 14 julio 2024

Los trabajadores sindicales de Amazon y los Teamsters han firmado un acuerdo

La UAL, antes independiente, ahora tendrá el respaldo financiero y organizativo del sindicato que cuenta con 1,3 millones de afiliados.

(Kesslen/Quartz) – El sindicato Amazon Labor Union (ALU) unirá fuerzas con los Teamsters, según anunciaron las organizaciones el martes, dos años después de la histórica votación del ALU para sindicalizar un almacén de Amazon en Staten Island.

El ALU fue el primer sindicato para los trabajadores de Amazon y sigue siendo la única iniciativa sindical exitosa en una planta de Amazon, pero ha tenido dificultades financieras y aún no ha comenzado a negociar con Amazon.

Sus miembros votaron en un 98,3% a favor de unirse a la International Brotherhood of Teamsters (IBT), que cuenta con 1,3 millones de miembros, para convertirse en la recién formada ALU-International Brotherhood of Teamsters (IBT) Local 1, que representa a unos 5.500 trabajadores de almacén en la planta JFK8 de Staten Island. El nuevo sindicato local también tendrá jurisdicción sobre todos los almacenes de la ciudad de Nueva York, dijeron los Teamsters, en una señal de que planean seguir intentando sindicalizar otras instalaciones.

«Los trabajadores de Amazon -en los almacenes o al volante- han demostrado que tienen la fuerza, la unidad y la determinación para enfrentarse al empleador más codicioso del planeta, y ganar», dijo el presidente general de los Teamsters, Sean M. O’Brien, en un comunicado anunciando la noticia.

«Los Teamsters y ALU lucharán sin miedo para garantizar a los trabajadores de Amazon los buenos empleos y las condiciones de trabajo seguras que merecen en un contrato sindical», continuó.

La decisión llega después de que los Teamsters consiguieran un contrato histórico en 2023 con los trabajadores y conductores de almacén de UPS, que dice que será un modelo para su negociación con Amazon.

«Pueden estar seguros de que exigiremos a Amazon estos mismos estándares, y no al revés. Mientras Amazon explote y abuse de los trabajadores, este matón corporativo tendrá que responder ante los Teamsters y ALU, unidos», dijo O’Brien.

La exitosa campaña sindical de la ALU en un almacén de Amazon en Staten Island fue seguida de dos intentos fallidos de sindicalización, uno en otro almacén de Staten Island y otro en Albany. Estos fracasos provocaron tensiones dentro del sindicato, ya que algunos se pusieron en contra de su líder, el presidente de la ALU Chris Smalls, que saltó a la palestra nacional tras el éxito de la campaña JFK8.

Amazon se ha negado en repetidas ocasiones a negociar con la ALU y se ha opuesto enérgicamente a los esfuerzos de sindicalización en JFK8 y otras instalaciones, tanto a través de demandas judiciales como de costosos asesores antisindicales.

Smalls alabó el martes la decisión de unir fuerzas con los Teamsters, afirmando en un comunicado: «Estoy orgulloso de que nuestros miembros hayan elegido el camino de la victoria. Ahora somos más fuertes que nunca».

«Contar con el apoyo de 1,3 millones de Teamsters para enfrentarnos a Amazon nos da un tremendo poder obrero y las oportunidades para exigir mejores condiciones para nuestros miembros y, lo que es más importante, para asegurar un contrato en el JFK8», dijo. (Trad. CS)