domingo , 19 mayo 2024

Manifiesto el Contrapaquetazo del Pueblo: 5 Libertades (5L) contra el Totalitarismo

El contrapaquetazo está constituido por cinco libertades básicas que pondrán fin al control totalitario: Libertad, patria, economía y sociedad civil.

Se han reanudado las explosiones sociales. Dados los cortes de las comunicaciones de internet en las localidades n que están ocurriendo, aquellas no se han viralizado hasta ahora con la celeridad del 11J de 2021, pero Cuba es hoy una bomba social con mecha corta. Al finalizar 2023, el 82% de los ciudadanos apenas podían adquirir lo imprescindible para sobrevivir. El 88% vive en la pobreza. La producción de alimentos se ha desplomado, por lo que hoy, en una isla subtropical y fértil, se importa casi el 100% de los alimentos. El poder adquisitivo de los salarios se ha pulverizado. El agua solo alcanza de forma estable al 15% de la población. El 71% de las viviendas necesita repararse o está por derrumbarse. Los apagones azotan a la población en todas las provincias. Los ancianos jubilados no pueden sobrevivir con pensiones miserables. A ello se agrega ahora la creciente ola de crímenes violentos y circulación de drogas que azota a la ciudadanía que corroboran el avance hacia un completo estado fallido.

¿Es esta la sociedad justa, equitativa y popular de la que habla la Constitución? No. Es el Estado de la oligarquía, por la oligarquía y para la oligarquía de GAESA. Han privatizado la soberanía nacional. Manejan a funcionarios y parlamentarios como marionetas y a los militares como su ejército privado. El recién lanzado “paquetazo” económico es la última gota que ha colmado la paciencia del pueblo.

Todos juntos –trabajadores, campesinos, estudiantes, emprendedores, empleados públicos, jubilados e incluso militares y militantes comunistas– podemos desactivar esa bomba obligando a la minúscula élite política a emprender de inmediato y de forma incondicional un cambio real y profundo de la sociedad cubana. No un cambio de funcionarios sino del sistema que ellos administran desde hace 65 años. La primera fase de esa transformación es la inmediata liquidación de la naturaleza totalitaria del Estado cubano.

El totalitarismo es la causa primaria del bloqueo interno en Cuba. Cualquier dictadura política es contraria al progreso, pero la combinación de aquella con un sistema totalitario –que se obstina en controlar directamente la economía, la producción artística y cultural, los medios de información, la libertad de asociación y religiosa– es la que generaliza la pobreza material y moral. El Estado totalitario cubano no se ocupa de las necesidades de los ciudadanos y les bloquea la posibilidad de ocuparse por sí mismos de su bienestar.

Para poder de inmediato contener la hambruna y conjurar la violencia, hay que iniciar -como primera etapa en el camino hacia la plena libertad– la destotalización de Cuba. Esto requiere la vigencia de cinco libertades básicas (5L) que, a su vez, podrán fin a cinco formas de bloqueo interno estatal: libertad del terror (fin de la represión y la dictadura política monopartidista), libertad económica (fin del bloqueo interno al libre emprendimiento), libertad de expresión (fin de la censura), libertad de asociación (fin del bloqueo a las organizaciones ciudadanas) y libertad de movimiento (fin del destierro y exclusión del exilio y la diáspora cubana).

El contrapaquetazo del pueblo está constituido por cinco libertades básicas (5L) que pondrán fin al control totalitario sobre:

  • la libertad (libertad de presos políticos, fin de la pena de muerte, reforma, entre otras regulaciones, de los códigos penal, civil, laboral y de comercio, independencia del poder judicial y adopción de una Carta de Derechos Constitucionales de los Ciudadanos como primer paso a la convocatoria de elecciones libres y la futura adopción de una nueva Constitución democrática).
  • la patria (libertad de movimiento con plenos derechos políticos, civiles y económicos de todos los cubanos cualesquiera sean sus nuevas ciudadanías y lugares de residencia),
  • la economía (libertad de la empresa privada y productores agrícolas, abolición de monopolio estatal sobre sectores económicos, precios, contrataciones, inversiones y comercio exterior),
  • las ideas e información (libertad de pensamiento y religión, investigación académica, producción cultural, expresión verbal, impresa o digital, manifestación y protesta pacífica),
  • la sociedad civil (libertad de crear asociaciones lucrativas o no lucrativas, sindicatos, gremios, de derechos humanos y partidos políticos)

Todo este proceso tiene que estar precedido por la liberación incondicional e inmediata de los más de mil presos políticos injustamente encarcelados y que la élite política retiene como moneda de canje y extorsión.

Hoy, junto a las nuevas explosiones sociales, nace el movimiento ciudadano por las 5L. Las 5 libertades, son la senda para salir de esta crisis. Su método de lucha es la resistencia no violenta, -proactiva, incluyente y masiva-, para aislar a la minúscula cúpula de la oligarquía y obligarla a aceptar lo inevitable: su salida del poder. A los gobiernos que dicen querer “acompañar” a los cubanos: sepan que es este proceso anti totalitario –no a las falsas aperturas que impulsan los oligarcas para su beneficio– al que deberían apoyar.

A cada cubano sin excepciones -civiles y militares- hacemos este llamado. Es la hora de la responsabilidad cívica. De la concertación por la libertad, no de la discordia. Todos ganaremos con el cambio. Poner fin al totalitarismo es la imprescindible primera etapa en la lucha por alcanzar una sociedad democrática, con estado de derecho y libertad económica. Una sociedad en que todos quepamos. Sin los actuales monopolios políticos y económicos de un partido y su oligarquía.  La Cuba con todos y para el bien de todos que nos merecemos.

¡Patria y Vida!

GRUPO PROMOTOR INICIAL DE LAS 5 L

1) Iván Hernández (Obrero / sindicalista)

2) Lisandra Orraca (Campesina independiente

3) Félix Navarro (Pedagogo / preso político)

4) Alexander de Jesús Figueredo (Médico)

5) María Cristina Garrido (Poetisa / presa política)

6) Nancy Alfaya (Activista religiosa por igualdad racial y de la mujer)

7) Eduardo Zayas – Bazán (Pedagogo, autor y fundador de la Asociación Nacional de Educadores Cubanoamericanos)

8) General Rafael del Pino (Piloto)

9) Paquito D’ Rivera (Músico, ganador de varios Grammys y otros reconocimientos internacionales)

10) Enrique Patterson (Académico y escritor)

11) Jorge Sanguinetti (Economista)

12) Padre Alberto Reyes (Sacerdote)

13) Carolina Barrero (Historiadora de Arte)

14) Juan Antonio Blanco (Historiador, Conflictólogo)

15) Elena Larrinaga (Historiadora)

16) Marthadella Tamayo (Pedagoga)

17) Yunisey Santana González (Esposa de preso político)

18) María Matienzo (Periodista)

19) Óscar Casanella (Científico / Emprendedor)

20) Magdelidia Hidalgo (Productora de Radio y TV)

21) Roland Behart (Consultor Financiero)

22) Emilio Morales (Consultor Económico)

23) Irina Vilariño ( Empresaria)

Estas personas fueron consultadas sobre el borrador del texto referido a las 5 Libertades invitándolas a suscribirlo a título personal, no de las organizaciones o instituciones a los que están vinculados. En algunos casos sugirieron cambios en la redacción que fueron tenidos en cuenta e incorporados. Finalmente , todas aquellas cuyas firmas aparecen aquí recogidas se mostraron conformes y decidieron suscribir la iniciativa. Hay otras personas que creemos podrían haberse sumado pero, por diferentes circunstancias, no pudimos consultarlas directamente a tiempo. Unas pocas, por razones entendibles, prefirieron que su firma no apareciera aunque nos expresaron su sincero apoyo y desearon éxito, lo cual entendimos y también agradecemos.