Bélgica probará la jornada laboral de cuatro días sin reducción de sueldo

Un empleado de la fábrica de cerveza Stella Artois de Lovaina, Bélgica. (Rex/Shutterstock)

Bruselas (EP) – El ministro de Economía y Trabajo de Bélgica, Pierre-Yves Dermagne, ha propuesto poner en marcha una experiencia piloto para reducir la jornada laboral a cuatro días por semana y sin reducción de sueldo con el objetivo de «trabajar menos para trabajar mejor».

«Queremos poder analizar los beneficios y las dificultades de esta experiencia de reducción colectiva del tiempo de trabajo en empresas de diferentes diferentes sectores», ha explicado el ministro en una entrevista en el canal belga RTL info recogida por Europa Press.

El Gobierno belga ya ofreció en 2022 a sus trabajadores la posibilidad de reducir sus jornadas laborales a cuatro días, pero sin trabajar menos horas, de modo que tenían que acumular horas trabajadas para disfrutar de ese día de libranza.

Sin embargo, en este caso no se trata de esa «compresión» de la jornada, sino de una verdadera «reducción colectiva del tiempo de trabajo», según ha explicado el ministro.

Un total de 286 empresas y asociaciones ya se han inscrito para participar en un seminario online organizado por la Oficina Federal de Planificación de Bélgica, mientras que la puesta en marcha de la experiencia piloto contará también con el apoyo de profesores de la Universidad de Gante.

Dermagne ha señalado que su intención es dejar «la mayor libertad posible» a las empresas para que tengan en cuenta las especificidades de su actividad y de su organización, por lo que el Gobierno será «muy flexible» en su organización.

Convencido de que esta es una de las soluciones a los problemas del mercado laboral, el ministro confía en poder poner en marcha una experiencia a «gran escala» para poder aprender de ella además de ofrecer mejores condiciones para aquellas profesiones más «arduas».