lunes , 22 abril 2024

Dirigentes del mundo hacen un llamado a la acción por el futuro del trabajo

El gobierno cubano impidió que un sindicalista indepediente viajara a Ginebra para participar en la Conferencia.

GINEBRA (OIT Noticias) – El Rey de Lesoto, el Primer Vicepresidente de Cuba, el Presidente de Colombia, el Primer Ministro de Portugal, el Vicepresidente de Costa Rica y la Primera Ministra de Barbados, intervinieron en la Conferencia Internacional del Trabajo del centenario  de este miércoles.

Unos 25 Jefes de Estado y de Gobierno se han dirigido a la Conferencia, que tiene lugar del 10 al 21 de junio. Está previsto que mañana jueves intervengan otros dirigentes mundiales.

El Rey Letsie III de Lesotho  dijo a los delegados: “No podemos hablar sobre el futuro del trabajo mientras sigamos dejando atrás a los miembros vulnerables de la fuerza de trabajo”. Luego agregó: “También somos conscientes de los nuevos desafíos que enfrenta el mercado del trabajo con la rápida llegada del progreso tecnológico y otras dinámicas como la robótica y la automatización”.

“Debemos redoblar nuestros esfuerzos en la capacitación y recualificación de nuestras fuerzas de trabajo. La experiencia enseña que la creación de empleo se hace realidad cuando el ingenio humano está acompañado por la innovación basada en el conocimiento. Los empleadores y los trabajadores deben encontrarse en esta época de rápidos progresos tecnológicos”.

El Primer Vicepresidente de Cuba, Salvador Antonio Valdés Mesa , señaló: “Se impone reforzar el compromiso de todos con la OIT”.

“El contexto en el que la OIT llega a su centenario es complejo. Con mucha preocupación observamos cómo avanzan ideas y prácticas que desechan el multilateralismo como una vía para la solución de los problemas globales y fomentan peligrosamente la confrontación, la retórica agresiva y la imposición”.

El Presidente de Colombia, Iván Duque Márquez , puso de manifiesto que la cuarta revolución industrial plantea grandes desafíos para el futuro del trabajo. “Creo profundamente que la OIT debe ser el líder en esta discusión sobre cuáles serán los desafíos en términos de cobertura y beneficios de los trabajadores en este marco de la cuarta revolución industrial”.

“Entendemos que la justicia social empieza por tener claridad, por tener ambición y por tener motivación de hacer del mercado laboral un instrumento de justicia en una sociedad”, agregó.

El Primer Ministro de Portugal, António Costa , elogió el informe de la Comisión Mundial sobre el Futuro del Trabajo , y dijo que el futuro “dependerá de la voluntad de las personas y de las decisiones que tomemos”.

“La tecnología debería servir a la sociedad, debería ayudar a las personas a trabajar, pero también a vivir mejor”, agregó.

“El futuro del mundo no es una competición a la baja, debería ser lo contrario… debemos adoptar los mejores modelos sociales, ser más inclusivos, debemos conferir mayor dignidad a nuestro trabajo y a nuestros trabajadores”.

El Vicepresidente de Costa Rica, Marvin Rodríguez Cordero , declaró: “Para atender los nuevos paradigmas del futuro del trabajo, es necesario concebir y formular políticas integrales centradas en el ser humano y en su dignidad, que hagan valer los derechos fundamentales del trabajo y los derechos humanos en general”.

La Primera Ministra de Barbados, Mia Amor Mottley , dijo a los delegados: “Los gobiernos, el capital o el trabajo no pueden avanzar por sí solos para mejorar la vida de nuestros países y fomentar las oportunidades de desarrollo de nuestras naciones”.

“El ritmo del cambio significa que la única certidumbre que tenemos son los principios que defendemos. Los principios que nos hacen respetar la dignidad del trabajo, la calidad del trabajo, el principio que las cargas y los beneficios deben ser compartidos equitativamente. Estas son las únicas constantes”.

La Conferencia  discute los desafíos planteados por las profundas transformaciones que experimenta el mundo del trabajo y debería adoptar una histórica Declaración del Centenario de la OIT, basada en un enfoque hacia el futuro del trabajo centrado en el ser humano. Los más de 5.700 delegados – representantes de gobiernos, trabajadores y empleadores – discuten además la posible adopción de un nuevo Convenio y una Recomendación sobre la prevención de la violencia y el acoso en el lugar de trabajo.

Noticias relacionadas:

Sindicalistas independientes denuncian ante la OIT otro ‘atropello’ del régimen cubano
Sindicalistas independientes cubanos rompen el monopolio de la CTC ante la OIT en Ginebra
El centenario de la OIT y la delegación del gobierno de cubano
ELa ASIC condena el ‘apoyo sin reservas’ de sectores sindicales internacionales al régimen cubano
La doble moral de la CTC

Documento:

Informe del Comité de Libertad Sindical (386º / 2018) – CUBA