lunes , 22 abril 2024
Un trabajador de una tienda de comestibles hace piquete frente a un King Soopers el 12 de enero de 2022, en Denver. (D. Zalubowski / AP)

El mayor sindicato del sector privado de Colorado violó la ley federal del trabajo, dictamina el juez

El juez ordenó a la UFCW poner fin a sus prácticas desleales y exigió al sindicato que previniera nuevas violaciones.

(J. Paul / Colorado Sun) – El mayor sindicato del sector privado de Colorado violó la ley federal del trabajo en su trato a sus empleados internos, representados por el sindicato, al negarse a negociar con ellos de buena fe e invitar a los trabajadores a dimitir en respuesta a sus quejas sobre las condiciones de trabajo, según dictaminó un juez de derecho administrativo.

La juez Eleanor Laws, de la Junta Nacional de Relaciones Laborales, también dictaminó que Kim Cordova, presidenta de United Food & Commercial Workers Local 7, intentó persuadir a sus empleados para que abandonaran la asociación con su sindicato, otra violación de la Ley Nacional de Relaciones Laborales.

Las conclusiones de Laws están provocando la indignación de algunos miembros de la comunidad sindical de Colorado, que temen que el informe pueda repercutir en el movimiento obrero en general. También son notables dado el amplio alcance y poder de United Food & Commercial Workers Local 7, conocido como UFCW 7, que representa a 23.000 personas que trabajan en tiendas de comestibles, instalaciones de envasado de carne, plantas de procesamiento de alimentos y otros lugares de trabajo en Colorado y Wyoming.

El sindicato y Cordova han sido noticia en los últimos años. Lucharon por la protección de los trabajadores del sector cárnico al inicio de la pandemia del COVID-19 y volvieron a ser noticia en 2022, cuando los empleados de King Soopers, en Colorado, se declararon en huelga para conseguir que el supermercado aumentara los salarios, en algunos casos hasta 5 dólares la hora.

Pero el informe de 53 páginas publicado el 8 de febrero por Laws, así como las entrevistas del Colorado Sun con varios empleados del UFCW 7, revelan que se han estado gestando problemas entre bastidores entre Cordova y su plantilla de unas pocas docenas de personas.

«No podría trabajar allí ni un día más, no con la forma en que está dirigiendo ese lugar», dijo Randy Blea a The Sun en una entrevista. Blea comenzó a trabajar en UFCW en 2011 como representante sindical, pero fue despedido en septiembre en lo que él dice fue una represalia por sus críticas.

Cordova, que se presenta a la reelección este año para un sexto mandato de tres años como presidente, y otros miembros del equipo de liderazgo de UFCW 7 no respondieron a múltiples solicitudes de The Sun para una entrevista.

Aumenta la presión en torno a la huelga de King Soopers

Según el informe de Laws y los empleados de la UFCW entrevistados por The Sun, la relación entre Cordova y algunos de sus empleados representados por el sindicato empezó a agriarse en enero de 2022, hacia el final de la huelga de nueve días de King Soopers.

Los empleados del sindicato habían estado trabajando largas horas en la línea de piquete en el frío. Comentaron su agotamiento y frustración por la marcha de la huelga durante una llamada de Zoom con dirigentes sindicales locales y nacionales.

Córdova no estuvo presente en la reunión de Zoom, pero convocó una reunión de personal el 7 de febrero de 2023, en la que dijo sentirse avergonzada por lo que sus empleados habían dicho en la llamada. También sugirió que estaban bien compensados y que podían dejar su trabajo si no estaban contentos, según el informe de Laws.

«Independientemente de las palabras exactas que pronunció Córdova», escribió Laws, «a los empleados en la reunión se les presentaron esencialmente dos opciones: O aguantarse y hacer frente a las adversas condiciones de trabajo o trabajar en otro sitio».

«En toda mi vida no habría permitido que nadie me hablara así», dijo Blea a The Sun, «pero allí con ella era normal».

La huelga de King Soopers y la reunión del 7 de febrero marcaron un punto de inflexión para Zack Lewis, un trabajador del UFCW 7 que también alega que fue despedido por hablar en contra de Cordova y su equipo directivo.

«Puedo decir que cuando empecé a trabajar para Kim Cordova, la respetaba mucho», dijo Lewis en una entrevista con The Sun. «Pero a medida que llegamos a la huelga, y la presión empezó a aumentar, hubo un cambio».

Lewis, que empezó a trabajar en el sindicato en 2020 y fue despedida en diciembre de 2022, dijo que la planificación de la huelga fue mínima y que, cuando empezó, los piquetes estaban desorganizados. Hubo problemas para que los trabajadores en huelga cobraran del fondo de huelga del sindicato.

«Fue una pesadilla», declaró a The Sun.

Entre otras conclusiones de Laws, UFCW 7 violó las normas laborales federales por:

  • Exigir a los empleados que devuelvan sus equipos de trabajo porque podrían hacer huelga y también exigiéndoles que registren y retiren sus equipos, como ordenadores y llaves, cada día.
  • Menospreciar o denigrar al sindicato de trabajadores UFCW 7, la Federación de Agentes y Representantes Internacionales Unión, o FAIR. Laws descubrió que la dirección de la UFCW también infringió las normas laborales federales al decir falsamente a los empleados que, durante una sesión de negociación, FAIR había dicho a Cordova que disciplinara y despidiera al personal.
  • No continuar con el procedimiento de queja en los acuerdos de negociación colectiva FAIR después de su vencimiento
  • No negociar y negarse a negociar de buena fe, «incluso insistiendo, como condición para alcanzar un nuevo convenio colectivo, en que FAIR aceptara una propuesta de negociación no obligatoria».

El juez ordena medidas correctoras

Como parte de su informe, Laws ordenó a la UFCW que pusiera fin a sus prácticas laborales desleales y exigió al sindicato que tomara medidas para evitar nuevas violaciones, incluida la negociación con FAIR antes de realizar cualquier cambio en los salarios y/o las horas de trabajo.

El juez también exigió a la UCFW que colocara un aviso en la oficina del sindicato en Wheat Ridge explicando que había infringido la legislación laboral federal y enumerando todas las infracciones.

Pero a raíz de la polémica, una oleada de empleados del sindicato, muchos de ellos con muchos años de antigüedad, se han marchado o han sido despedidos.

Blea dijo que la razón que le dieron para su despido fue que no hizo el seguimiento de un cliente. A Lewis, por su parte, le dijeron que le habían despedido por no entregar un justificante médico de una baja causada por una operación urgente de espalda.

Ambos alegan que sus despidos fueron injustos e injustificados.

«Me encantaba lo que hacía», dijo Blea. «Me encantaba ese trabajo, desde luego. Te pagan por ayudar a la gente».

Lewis dice que sólo quiere que Córdova predique con el ejemplo.

«Me gustaría que practicara lo que predica», dijo Wilson. «Se gana la vida denunciando a los directores generales de estas empresas, pero utiliza las mismas tácticas».

Cordova ha sido la presidenta de UFCW 7 desde 2010, después de que el presidente Ernie Duran Jr. fuera expulsado del cargo. Según los archivos de la UFCW, Córdova cobra más de 200.000 dólares anuales.

Cordova se presenta a la reelección en otoño. Cada mandato como presidente del sindicato dura tres años.

Brea, que ahora trabaja para King Soopers, dijo que planea presentarse contra ella.