miércoles , 19 junio 2024
Discurso del Director General de la OIT, Gilbert F. Houngbo durate la sesión inaugural de la 111ª reunión de la Conferencia Internacional del Trabajo.

SC de la OIT: Hacer de la justicia social una cuestión prioritaria en la agenda mundial

Gilbert F. Houngbo subraya la necesidad de construir una Coalición por la Justicia Social para luchar contra las crecientes desigualdades.

(OIT Noticias) – El Director General de la Organización Internacional del Trabajo, Gilbert F. Houngbo, subrayó la necesidad de » integrar sistemáticamente la agenda social en todas las grandes reuniones internacionales, regionales y locales» para luchar contra las crecientes disparidades económicas, al dirigirse a la apertura de la 111ª reunión de la Conferencia Internacional del Trabajo  (CIT).

«Mi mensaje es sencillo. Nadie debe esconder la cabeza en la arena» cuando se trata de afrontar los retos que sacuden el mundo del trabajo, dijo Houngbo.

«La cuarta revolución industrial, que promete una transformación radical de los métodos de producción, los cambios demográficos y la imperiosa necesidad de descarbonizar la economía son oportunidades para un futuro mejor para todos», dijo el Director General, «pero al mismo tiempo (…) 4.000 millones de nuestros conciudadanos carecen de protección social y 214 millones de trabajadores ganan menos que el umbral de la pobreza. (…) Un gran número de microempresas y pequeñas empresas creadoras de empleo han quebrado. ¿Y cómo explicar que las mujeres ganen de media un 20% menos que sus colegas masculinos?», subrayó Houngbo.

Para situar la justicia social como piedra angular de la recuperación mundial y garantizar que el futuro esté centrado en las personas, el Director General subrayó la necesidad de lanzar una Coalición Mundial que reúna a un amplio abanico de organismos internacionales y partes interesadas.

La Coalición por la Justicia Social tendría como objetivo «equilibrar las consideraciones medioambientales, económicas y sociales en la conversación global, incluida la reforma de la arquitectura financiera internacional» y «abogar por la coherencia política y la inversión en protección social y trabajo decente», explicó Houngbo.

Al presentar su informe a la CIT, titulado Promoción de la justicia social , el Director General de la OIT dijo que «frente a los riesgos de división, los riesgos de atrincheramiento y los riesgos de polarización de las diferentes opiniones, tenemos el deber y la obligación moral de maximizar el uso de la diplomacia para acercar los puntos de vista de los diferentes grupos».

Al hablar de su informe sobre La situación de los trabajadores de los territorios árabes ocupados , Houngbo subrayó que la tasa de pobreza ha aumentado del 59% al 65% en Gaza.

La conferencia, que reúne a delegados de trabajadores, empresarios y gobiernos de los 187 Estados miembros de la OIT durará hasta el 16 de junio. En ella se abordará una amplia gama de cuestiones que tienen un impacto a largo plazo en el mundo del trabajo, entre las que se incluyen:

  • Un segundo debate normativo sobre el aprendizaje de calidad .
  • Una discusión recurrente sobre el objetivo estratégico de la protección social  (protección laboral).
  • Una discusión general sobre una transición justa, incluyendo la consideración de las políticas industriales y la tecnología, hacia economías y sociedades medioambientalmente sostenibles para todos.
  • Una propuesta de Convenio y Recomendación relativa a la revisión parcial de 15 instrumentos internacionales del trabajo, tras la inclusión de un entorno de trabajo seguro y saludable en el marco de principios y derechos fundamentales en el trabajo de la OIT.
  • La consecución de la igualdad entre mujeres y hombres en el trabajo, tema central del Estudio General de la Comisión de Aplicación de Normas.

Los días 14 y 15 de junio también se celebrará una Cumbre sobre el Mundo del Trabajo , cuyo tema será «Justicia social para todos». La Cumbre incluirá discursos y mesas redondas que reunirán a Jefes de Estado y de Gobierno, al Director General de la OIT y a representantes de alto nivel de las Naciones Unidas, otras organizaciones internacionales y organizaciones de empleadores y de trabajadores.

El primer día de la Conferencia  se eligió a Ali Bin Samikh Al-Marri, Ministro de Trabajo de Qatar, Presidente de la Conferencia durante su duración, del 5 al 16 de junio. La Conferencia también eligió como Vicepresidentes a Corina Ajder (Gobiernos), Secretaria de Estado del Ministerio de Trabajo y Protección Social de Moldavia, Henrik Munthe (Empresarios) de Noruega y Zahoor Awan (Trabajadores) de Pakistán.

«A medida que avanzamos en las próximas dos semanas, debemos recordar que lograr un consenso tripartito es la base tanto de unos resultados justos y equitativos como de una aplicación eficaz, ya que crea un sentimiento de propiedad para todos los actores implicados. Por tanto, debe guiar nuestros debates. La diversidad y las divergencias resultantes pueden y deben salvarse con buena voluntad y con un espíritu de consenso basado en el respeto a todos los componentes de esta organización», declaró Renate Hornung-Draus, portavoz del Grupo de Empresarios.

«Podemos esperar muchas discusiones duras durante esta conferencia, pero nunca debemos perder de vista los retos fuera de estos muros a los que se enfrentan los trabajadores en la vida cotidiana, así como los retos que tienen ante sí los empleadores y los gobiernos para lograr transiciones justas hacia un futuro pacífico y próspero que a veces todavía se nos escapa», añadió Catelene Passchier, portavoz del Grupo de los Trabajadores.