sábado , 13 abril 2024

Los accionistas de Starbucks votan a favor de la propuesta de evaluación de los derechos de los trabajadores

La resolución de los accionistas sobre la mano de obra fue presentada el año pasado por un grupo de inversores.

(Patton/Blomberg) – Los inversores de Starbucks Corp. piden a la empresa que realice una evaluación por terceros de cómo trata a su mano de obra, en contra de la recomendación de la compañía. La aprobación de la propuesta no vinculante se produce después de una oleada de sindicalización en las cafeterías estadounidenses del gigante del café el año pasado, que desde entonces se ha ralentizado.

En la reñida votación, más de la mitad de los inversores manifestaron su deseo de que la empresa lleve a cabo una evaluación de sus compromisos en materia de derechos de los trabajadores. Los accionistas de Starbucks votaron durante la asamblea anual de la empresa celebrada la semana pasada.

Cada vez se exige más a las empresas que rindan cuentas sobre el trato que dan a sus empleados, especialmente al personal de servicio peor remunerado. La votación puede marcar la pauta para otras grandes empresas que se enfrentan a resoluciones similares de los accionistas en esta temporada de votaciones. Entre ellas se encuentran Walmart Inc, Amazon.com Inc y CVS Health Corp.

La resolución de los accionistas de Starbucks sobre la mano de obra fue presentada el año pasado por un grupo de inversores, entre ellos Trillium Asset Management, que dicen estar preocupados por los riesgos para la reputación de la cadena. La empresa también se enfrenta a acusaciones de la Junta Nacional de Relaciones Laborales de EE.UU. de que sus prácticas antisindicales, incluido el cierre de tiendas y el despido de activistas, han infringido la ley. Starbucks ha negado en repetidas ocasiones cualquier infracción.

Más información: Schultz rechaza las acusaciones de que Starbucks infringió la legislación laboral

El gigante cafetero con sede en Seattle ya está realizando su propia evaluación de los derechos humanos, que tiene previsto poner a disposición de las partes interesadas a finales de este año fiscal.

«Este trabajo de evaluación de impacto ya está en marcha. El resultado de la votación en la propuesta deja claro que nuestros inversores comparten nuestro compromiso con nuestros socios», declaró Starbucks en un comunicado el miércoles. Añadió que el esfuerzo está destinado a informar a los ejecutivos y la junta sobre «cualquier cambio que podamos hacer en nuestras operaciones para mejorar la experiencia de los socios.»

Aunque Starbucks ha sido considerada durante años como un empleador fuerte, con salarios y beneficios relativamente buenos, los baristas de unos 300 locales de la cadena en EE.UU. han votado a favor de sindicarse, pidiendo mejores condiciones de trabajo. Los directivos de la empresa han reiterado la postura de que lo mejor para Starbucks es mantener relaciones directas con los trabajadores de sus tiendas en lugar de a través de un sindicato. AJ Jones, director de comunicaciones y asuntos públicos, en respuesta a una pregunta formulada en la reunión anual, dijo que Starbucks no suscribiría un acuerdo de neutralidad laboral con el personal que pretendiera organizarse.

La evaluación supone uno de los primeros retos para el nuevo Consejero Delegado, Laxman Narasimhan, que tomó las riendas de la empresa el 20 de marzo, de manos del veterano Howard Schultz. Schultz testificó el miércoles ante un comité del Senado estadounidense en defensa de las tácticas sindicales de la empresa, afirmando que ésta no ha infringido la ley a pesar de las acusaciones de la NLRB.

Por otra parte, los inversores rechazaron una propuesta de resolución en la que se pedía a la empresa que modificara su proceso de planificación de la sucesión del CEO.