lunes , 22 abril 2024
Pescadores y agricultores desfilan durante una protesta en Boulogne-sur-Mer, el 9 de marzo de 2024, contra las políticas fiscales, exigiendo simplificaciones administrativas y mejores ingresos. (Barron/AFP)

Los pescadores de la UE se unen a los agricultores en su lucha contra la normativa de Bruselas

El líder del grupo pesquero afirma que las «políticas europeas desequilibradas e inviables» están estrangulando al sector.

(Vanheuckelom/European Conservative) – Europêche, el principal grupo de presión de la industria pesquera europea, presta todo su apoyo a la lucha de los agricultores de la UE contra los irrazonables mandatos medioambientales y de sostenibilidad de Bruselas.

El Director General de la organización, Daniel Voces de Onaíndi, declaró que Europêche está a favor de las manifestaciones conjuntas organizadas en Francia y España y «comparte plenamente la frustración expresada por los agricultores por las políticas europeas desequilibradas e inviables que están estrangulando nuestras empresas en toda la UE».

La declaración abre la puerta a más protestas de este tipo por parte de los pescadores del bloque, ya sea en solitario o con los agricultores.

Esta unión de fuerzas no podría llegar en un momento más inoportuno para la UE, que, tras meses de protestas de los agricultores, algunas de ellas golpeando su propio corazón, ya se enfrenta a una importante oposición a su autoritaria búsqueda de diversos planes de «sostenibilidad».

Europêche, subraya Voces de Onaíndi, considera que pescadores y agricultores europeos tienen «preocupaciones compartidas» sobre las excesivas normativas europeas impuestas tanto por la Política Agrícola Común (PAC) como por la Política Pesquera Común (PPC).

El sábado 9 de marzo, agricultores y pescadores celebraron una manifestación conjunta en el norte de Francia, en Boulogne-sur-Mer, el principal puerto pesquero de Francia. El lema de la protesta era «Alto al «dictado de Bruselas»».

La agricultura y la pesca son «dos mundos paralelos que Bruselas está sacrificando con su dictadura que ya no protege a su pueblo sino que lo crucifica», anunció Coordination rurale en un comunicado de prensa.

Los manifestantes -principalmente pequeños productores- exigían el fin de la burocracia de Bruselas, una bajada de los impuestos sobre el combustible y un aumento de los ingresos, ya que la normativa vigente ha provocado una disminución de la productividad y un aumento de los costes operativos.

Si persisten las condiciones actuales, el modo de vida en regiones rurales y costeras como Boulogne-sur-Mer se vería gravemente amenazado.

«Libramos las mismas batallas que los pescadores, porque los problemas son los mismos», declaró Jean-Louis Fenart, presidente de le Coordination rurale du Pas-de-Calais, en Europe 1 durante la manifestación celebrada allí.

El 26 de febrero, ambos sectores celebraron una manifestación conjunta similar frente a la oficina de la Comisión Europea en Madrid.

Aunque la Comisión acaba de conceder algunas medidas de simplificación de la PAC, los pescadores aún no han obtenido las mismas.Los eurodiputados del Partido Popular Europeo (PPE), de centro-derecha, han pedido ahora a la Comisión que abandone algunas prohibiciones medioambientales.

Por su parte, el sector pesquero europeo pide a las autoridades de la UE «que reequilibren los diferentes objetivos del Pacto Verde de la UE y de la Política Pesquera Común de la UE reforzando las dimensiones socioeconómica y de seguridad alimentaria», dijo Voces de Onaíndi, de Europêche.

Queda por ver si la Comisión accederá a tales demandas.

Lo que está muy claro tras la abierta defensa de la protesta por parte de su principal grupo de presión es que los pescadores europeos ya no tienen nada que les impida ejercer ese derecho. (Tradución: CS)