domingo , 14 julio 2024

Los sindicatos nórdicos renuncian a la «corruptora» Federación Internacional de Periodistas

Prácticas antidemocráticas, finanzas poco éticas y de permitir que sigan siendo miembros representantes de los medios de comunicación estatales rusos.

(Anne Kauranen/Business Day) – Sindicatos finlandeses, noruegos, daneses e islandeses abandonarán el martes una federación mundial de medios de comunicación en protesta por sus «actividades corruptas», como la reciente autorización para seguir siendo miembros a periodistas de medios estatales rusos en Ucrania, según anunció el sindicato finlandés.

La Federación Internacional de Periodistas (FIP), que representa a 600.000 periodistas en 146 países, se autodenomina «la voz mundial de los periodistas», muchos de los cuales se esfuerzan por revelar la corrupción y las irregularidades. Denunció las acusaciones como «falsas, difamatorias y perjudiciales».

Los miembros nórdicos acusaron a la FIP de prácticas antidemocráticas de larga data, finanzas poco éticas y de permitir que representantes de medios de comunicación estatales rusos sigan siendo miembros.

«A esto lo llamamos actividad corruptora», declaró Hanne Aho, presidenta del Sindicato de Periodistas de Finlandia.

«Hemos decidido dimitir con los sindicatos noruego, danés e islandés. Entregaremos nuestras cartas de dimisión el martes».

Aho ha explicado que los sindicatos nórdicos llevan años intentando plantear problemas internamente en la FIP, y que su última decepción ha sido que la FIP no actuara contra el Sindicato Ruso de Periodistas por crear asociaciones regionales de periodistas en los territorios ucranianos invadidos por Rusia.

«Han podido hacerlo con toda tranquilidad sin que la federación internacional haya expulsado al sindicato ruso», ha declarado Aho.

La FIP ha declarado que su Comité Ejecutivo ha puesto en marcha un proceso formal para suspender y expulsar al Sindicato Ruso de Periodistas. Afirmó que los gastos se auditan formalmente cada año y que ha intentado responder a todas las preguntas planteadas por los sindicatos nórdicos.

Estado autocrático

«Rechazamos totalmente las acusaciones falsas, difamatorias y perjudiciales», ha declarado el secretario general adjunto de la FIP, Jeremy Dear.

Los sindicatos nórdicos también se quejaron de lo que calificaron de uso poco transparente de las finanzas por parte de la FIP, incluida su decisión de celebrar su congreso mundial el año pasado en el autocrático Estado árabe del Golfo de Omán, que ha limitado la libertad de prensa, dijo Aho.

«Los adornos del congreso eran extremadamente ostentosos, así que empezamos a preguntarnos de dónde había salido el dinero para pagarlos», declaró Aho.

Aho dijo que el Sindicato de Periodistas de Finlandia solicitó y recibió el presupuesto de la FIP para el congreso, que mostraba que hasta 745.000 euros del total de 778.000 euros procedían de ministerios y empresas privadas omaníes, así como de la Asociación de Periodistas de Omán, mientras que la propia FIP pagó sólo 33.000 euros de los gastos.

La FIP dijo que las cantidades incluían subvenciones negociadas por la Asociación de Periodistas de Omán. «Este ha sido el procedimiento normal utilizado en la organización de sucesivos congresos de la FIP durante décadas», afirmó en un comunicado.

Los sindicatos nórdicos también condenaron la escasa rotación en los órganos de toma de decisiones de la federación, afirmando que se sospecha que pueden haberse producido prácticas antidemocráticas en las elecciones internas de la organización, añadió Aho.

La FIP afirma en su página web que no suscribe ningún punto de vista político determinado, sino que promueve la acción colectiva para defender los derechos humanos, la democracia y el pluralismo de los medios de comunicación.

«La política de la FIP se decide democráticamente en un congreso que se reúne cada tres años, y el trabajo lo lleva a cabo el secretariado bajo la dirección de un comité ejecutivo elegido», dice.