lunes , 22 abril 2024

Trabajadores de comida rápida de California ganarán 20 $/hora.

Aplica a trabajadores por cadenas de comida rápida con más de 60 locales en el país, con una controversial execpción.

(M.Jamerson/KCRW) – El 1 de abril, los trabajadores de comida rápida de California empezarán a ganar 20 dólares la hora, el salario mínimo más alto del país para este sector. Esto afectará a trabajadores, propietarios de franquicias y clientes. He aquí un desglose de lo que podría significar para cada grupo.

¿A quién se aplica este nuevo salario mínimo de 20 dólares la hora en el sector de la comida rápida?

Se aplica a los trabajadores empleados por cadenas de comida rápida que tienen más de 60 locales en todo el país. Actualmente, las únicas excepciones son los locales que tienen panaderías. Recientemente, Bloomberg informó de que Panera Bread podría acogerse a la excepción, y el propietario de la cadena es un aliado político del gobernador Gavin Newsom. Newsom niega tener favoritismos, y Panera Bread dice que respetará el nuevo salario mínimo, pero los legisladores republicanos están pidiendo al fiscal general del Estado que investigue.

Aparte de eso, esto afectará a muchos trabajadores en un estado donde el salario mínimo es actualmente de 16 dólares la hora. El número de trabajadores de comida rápida en California ascendía a 394.660 en 2022, según los datos más recientes de la Oficina de Estadísticas Laborales. También son el segundo grupo más numeroso de trabajadores con salario mínimo en el estado, por detrás de los auxiliares sanitarios a domicilio, según un informe de 2024 de la Oficina del Analista Legislativo de California, no partidista.

Los trabajadores del sector que presionaron a favor de este aumento salarial afirman que los sueldos más altos les permitirán cubrir necesidades básicas como el alquiler, la compra y las facturas médicas.

«El salario es algo que nos sirve para sobrevivir. Es de lo que vivimos», afirma Jaylene Loubet, cajera de McDonald’s que actualmente gana 17,25 dólares la hora. «Es importante entender que necesitamos esos 20 dólares… porque ese par de dólares más marcan la diferencia».

Durante los últimos seis años, Loubet ha trabajado a tiempo parcial mientras completaba su licenciatura en antropología y su licencia de cosmetología. Su madre también trabaja en la cocina de un McDonald’s a tiempo completo. Con esos dos sueldos mantienen a su familia de cuatro miembros en un apartamento de un dormitorio en Glassell Park.

Los salarios suelen ser los mayores costes para las empresas. ¿Cómo les afectará este cambio?

Varias empresas de renombre, como McDonald’s y Chipotle, registraron un aumento de sus beneficios el año pasado. Y algunos economistas dicen que va a afectar a los restaurantes propiedad de corporaciones como éstas de forma diferente que a los propietarios de franquicias individuales.

David Smith, economista de la Universidad de Pepperdine, afirma que una gran empresa puede absorber más fácilmente el aumento de los costes laborales en todos sus establecimientos. Smith está más preocupado por los propietarios de franquicias individuales, aunque no cree que la intención del aumento salarial fuera causar una carga.

«Pero sí creo que, al salir de COVID, los restaurantes y los propietarios de pequeñas empresas han tenido dificultades en muchos casos para llegar a fin de mes… adaptarse a los consumidores, a los cambios en las preferencias sobre dónde comer, y esto podría suponer otro obstáculo para ellos», afirma Smith.

También señala los datos que demuestran que unos salarios más altos pueden perjudicar a la economía, y los datos contradictorios que demuestran que no es así. Por ejemplo, Brian Callaci, economista jefe del Open Markets Institute que estudia el sector de la comida rápida, afirma que unos salarios más altos pueden reducir la rotación de empleados y ahorrar costes a los empresarios.

Después de que el salario mínimo estatal aumentara a 15 dólares la hora en 2022, no hubo grandes consecuencias para las empresas ni para los trabajadores. En cambio, el aumento dio a los trabajadores más poder adquisitivo, lo que Callaci dice que incluso puede beneficiar a los restaurantes de comida rápida para los que trabajan. «No perdamos de vista el hecho de que estos son aumentos que cambian la vida, y eso es un gran positivo, y es bueno para la economía», dice Callaci.

¿Qué pueden esperar los consumidores cuando visitan los restaurantes de comida rápida?

Los clientes pueden esperar precios más altos en los menús. McDonald’s, Chipotle y Jack in the Box, que también es propietaria de Del Taco, dicen que tienen previsto repercutir el coste en los clientes. La gente también puede esperar más quioscos de autoservicio, que Shake Shack y El Pollo Loco dijeron a los inversores que van a añadir. Esto podría significar menos cajeros o menos horas de trabajo.

Además, la mayoría de los pedidos a domicilio de Pizza Hut se gestionarán ahora a través de aplicaciones de terceros como DoorDash, Grubhub y Uber Eats. Dos grandes franquicias de Pizza Hut en California despidieron a 1.200 repartidores antes del aumento salarial de marzo. (Trad.CS)