Nio no quiere trabajadores en sus fábricas. Quiere robots e inteligencia artificial

Nio remplazará al 30% de sus trabajadores por robots como un primer paso a una automatización total de sus plantas.

(Ricardo Aguilar) – Nio, uno de los participantes más ambiciosos en la industria del coche eléctrico en China, remplazará al 30% de sus trabajadores por robots. Es tan solo el primer paso hacia un plan de reestructuración que, en 2027, podría permitir reducir también un 50% de los puestos directivos. Según recoge el South China Morning Post, la noticia llega tras un despido del 10% de la plantilla este mismo mes.

Mal mes para los trabajadores de Nio. A principios de noviembre, Nio anunciaba un recorte del 10% en puestos de personal. El ejecutivo de la compañía lo justificaba por los resultados por debajo de lo esperado en el último trimestre, haciéndose necesaria una reducción de costos. A la compañía le está costando ser rentable, y los esfuerzos por minimizar gastos se intensifican.

Tras un enorme crecimiento en 2020, superando los 60 dólares por acción, los gastos por valor de 1.100 millones en el primer trimestre del año están sepultando a la compañía. Con una previsión de entregas de 250.000 vehículos en 2023, de los cuales tan solo han logrado llegar a los 50.000, las previsiones son inciertas.

Los dos años que vienen, peores aún. Nio quiere reducir la plantilla de trabajadores en otro 30% en sus líneas producción entre los años 2025 y 2027. En 2022 la compañía contaba con cerca de 7.000 trabajadores. A finales de este mes serán poco más de 6.300.

No quedarán así los números. Ji Huaqiang, vicepresidente de fabricación, logística y operaciones, afirmó que la compañía quiere reducir en un 50% los puestos directivos. La razón está clara: la implementación de inteligencia artificial.

Queremos recurrir a las tecnologías de IA para reducir en gran medida la dependencia de trabajadores y técnicos calificados y, por lo tanto, ahorrar más costos de mano de obra», dijo el viernes. «Si el 80 por ciento de nuestras decisiones [en la fabricación] pueden ser tomadas por la IA, nos permitirá reducir el 50 por ciento de nuestros puestos directivos en 2025».

Robots y automatización. NIU prevé una automatización prácticamente completa en sus fábricas, confiando en la inteligencia artificial y los robots industriales. El plan es lograr la automatización completa, aunque no se cierra una fecha concreta para lograr este fin.

En algunas de las plantas de Nio ya se utilizan robots para procesos 100% automatizados. Hablamos de 756 robots en planta frente a los 1.000 trabajadores que requieren actualmente por turno.

Nio no está sola. Xpeng, otro de los gigantes chinos que están empezando a sonar incluso al otro lado del mapa, también tiene previsto «mejorar la eficiencia de sus fábricas el año que viene», con la promesa de reducir costos en un 25%. No se detalló el procedimiento para lograrlo, pero girar hacia la automatización es la principal baza de los fabricantes a la hora de ahorrar costes.