domingo , 21 julio 2024
Unas 30 personas participaron en una protesta en Cardiff el martes, día en que se anunció el retraso del proyecto. (BBC)

Se retrasa un año el plan de subvenciones agrícolas, afectado por las protestas

Un sindicato de agricultores celebró el retraso, pero un grupo de defensa de la naturaleza afirma que «prolonga la incertidumbre».

(BBC) – Tras las protestas generalizadas, se retrasa un año más, hasta 2026, la revisión de los subsidios agrícolas en Gales.

El Secretario de Asuntos Rurales, Huw Irranca-Davies, declaró que la decisión demuestra que el Gobierno galés «escucha» las preocupaciones de los agricultores.

Un sindicato de agricultores acogió con satisfacción el retraso, pero un grupo de defensa de la naturaleza afirma que «prolonga la incertidumbre».

El gobierno galés declaró que un nuevo plazo les daría la oportunidad de «trabajar en una serie de aspectos importantes».

En 2025, los agricultores seguirán recibiendo su principal subvención actual, que se paga en función de la superficie que cultiven.

Desde el Brexit se han estado desarrollando planes para un enfoque diferente de la financiación agrícola, con el objetivo de recompensar formas de agricultura más respetuosas con el medio ambiente.

Una tercera y supuestamente última consulta sobre el Régimen de Agricultura Sostenible (SFS) a principios de este año dio lugar a protestas en todo Gales y a 12.000 respuestas. Los agricultores calificaron de «inviable» la norma del 10% de cubierta arbórea en las explotaciones, alegando que podría costar 5.000 puestos de trabajo al sector.

En febrero, más de 3.000 agricultores y simpatizantes protagonizaron la mayor protesta jamás organizada en el Senedd, en la que pedían la supresión del plan, así como cambios en las medidas de control de la tuberculosis y en la normativa para reducir la filtración de nitratos a los ríos.

En una rueda de prensa celebrada en una granja cercana a Bridgend, Irranca-Davies declaró que el Gobierno «siempre ha dicho que el régimen no se introducirá hasta que esté listo, y yo lo mantengo».

El SFS debía empezar a aplicarse en abril de 2025, pero las reformas de las subvenciones agrícolas ya se han aplazado varias veces.

Irranca-Davies afirmó que su compromiso con un «compromiso significativo» con el sector agrario y otros sectores sobre «los cambios necesarios requerirá un cambio en el calendario de aplicación».

El agricultor de Neath Liam Price, que organizó una pequeña protesta en Cardiff el martes, dijo que sigue preocupado por lo que ocurrirá dentro de un año.

«[Huw Irranca-Davies] todavía no ha dicho qué cambios va a hacer», dijo. «Puede que sea dentro de un año, pero aún tenemos que luchar».

Chloe Hyde, ganadera de Aberdare, se mostró de acuerdo y añadió que la política sobre tuberculosis en Gales también está causando problemas.

«No estoy en contra [del SFS]», dijo. «Hay algunas cosas que serán beneficiosas para todos.

«Mientras colaboren con nosotros y podamos plantar árboles en un terreno que no es productivo, estaremos más que contentos, pero sé que eso no es igual para todos».

Wildlife Trusts Wales calificó el retraso de «mala noticia para los agricultores, la naturaleza y el clima».

«Prolonga la incertidumbre en un momento en que los agricultores deben ser recompensados por adoptar métodos sostenibles», declaró Rachel Sharp, directora de la fundación.

«Retrasar ahora las medidas para ayudar a los agricultores a adaptarse al cambio climático sólo aumentará los costes mañana», añadió.

«Está claro que el actual sistema alimentario no funciona para los agricultores, la naturaleza, el clima e incluso los consumidores».

La Nature Friendly Farming Network calificó el retraso de «decepcionante». «El Gobierno galés debe mantener su ambición de apoyar y recompensar la agricultura respetuosa con la naturaleza», declaró el director de la red, Rhys Evans.

Los conservadores consideraron «positivo» que el ministro haya escuchado las preocupaciones de los agricultores. «Lo que necesitamos es un cambio real del SFS en su forma actual», dijo el portavoz conservador de asuntos rurales, James Evans.

Plaid Cymru calificó el retraso de «oportunidad para dar un paso atrás y hacer los cambios necesarios». NFU Cymru aplaudió al Secretario de Asuntos Rurales por adoptar un «enfoque sensato y pragmático».

¿Qué es el régimen de agricultura sostenible?

El Plan de Agricultura Sostenible (SFS) es el gran plan del Gobierno galés para financiar el sector agrario tras el Brexit, que hace mucho más hincapié en el medio ambiente.

De acuerdo con las propuestas, los agricultores recibirán una remuneración por las acciones que produzcan resultados medioambientales, sociales y de bienestar animal, por encima de los requisitos legales mínimos.

Para acceder al régimen, los agricultores tendrían que comprometerse a tener árboles en el 10% de sus tierras y destinar el 10% a hábitats de vida silvestre.

El plan ha suscitado protestas generalizadas en los últimos meses.

Argumentando que esto no es práctico mientras se mantiene un negocio agrícola en marcha, a muchos agricultores les preocupa que los requisitos del plan les abrumen con papeleo.

Por otra parte, el Gobierno galés está siendo presionado por los ecologistas para que el plan sea ambicioso. Con el 80% del paisaje de Gales bajo el cuidado de los agricultores, el argumento es que éstos tienen un papel clave en la lucha contra el cambio climático. (Trad. cubasindical.org)