domingo , 19 mayo 2024
Luca Visentini.

Dimite el jefe del sindicato en el escándalo de sobornos UE-Qatar

Visentini declaró que la donación no estaba relacionada con un intento de corrupción ni “pretendía influir en mi posición sobre Qatar”.

(FT) – El secretario general de la Confederación Sindical Internacional ha dimitido menos de un mes después de tomar posesión de su cargo al admitir haber recibido miles de euros en metálico del eurodiputado en el centro de un escándalo de corrupción en el Parlamento Europeo.

Luca Visentini, jefe del sindicato italiano, admitió a última hora del lunes que había aceptado donaciones en efectivo del ex eurodiputado Pier Antonio Panzeri.

Panzeri está en el centro de una investigación internacional sobre las acusaciones de que Qatar y Marruecos trataron de influir en los legisladores de la UE mediante sobornos. Se le acusa de corrupción y pertenencia a organización criminal. Visentini, que fue puesto en libertad la semana pasada tras 48 horas bajo custodia policial en Bélgica, rechaza cualquier acusación de delito.

En su declaración, Visentini dijo: «He aceptado una donación de Fight Impunity [la ONG de Panzeri] por un importe inferior a 50.000 euros, destinada a reembolsar algunos de los gastos incurridos para financiar mi campaña para el congreso de la CSI, y he transferido la suma al fondo de solidaridad de la CSI para pagar los gastos de viaje del sindicato [a Melbourne]».

«Acepté la donación en efectivo [por la buena reputación de Panzeri] y su carácter no lucrativo… no estaba relacionada en modo alguno con un intento de corrupción ni pretendía influir en mi postura sobre Qatar», añadió.

Visentini tiene prohibido contactar con otros sospechosos en la investigación y tendrá que pedir permiso al fiscal belga para viajar fuera de la UE durante los próximos tres meses, según el comunicado.

Los investigadores italianos están analizando las transferencias desde y hacia las cuentas bancarias de Visentini, así como otras seis cuentas vinculadas a Panzeri y otros sospechosos de la investigación. Según personas cercanas a la investigación, hasta el momento no se han encontrado indicios de que Visentini cometiera irregularidades.

El abogado de Panzeri en Bélgica declinó hacer comentarios sobre la declaración de Visentini y cualquier otro asunto relacionado con su cliente.

Antes de las detenciones, los activistas habían analizado la postura de la CSI sobre las violaciones de los derechos de los trabajadores en Qatar.

En noviembre, en vísperas del Mundial de Fútbol, el grupo de derechos humanos FairSquare escribió a la secretaria general saliente de la CSI, Sharan Burrow, para expresarle su preocupación por lo que consideraba «una omisión de la confederación a la hora de denunciar los graves abusos cometidos por las autoridades qataríes».

FairSquare afirmó que la CSI exageraba la eficacia de las reformas legales en Qatar. En un vídeo producido por el Ministerio de Trabajo qatarí en junio, el secretario general de la CSI había afirmado que el sistema de empleo conocido como kafala, que básicamente vincula a los trabajadores con su empleador, estaba «muerto».

Los críticos afirman que la kafala es propensa a los abusos y puede dar lugar a condiciones similares a la esclavitud. FairSquare afirmó que muchos observadores independientes de derechos humanos habían documentado graves problemas con la reforma y que la kafala «ciertamente no estaba muerta».

Tras la declaración de Visentini, James Lynch, codirector de FairSquare e investigador de los derechos de los migrantes, declaró: «Se trata de un hecho profundamente alarmante que requiere una investigación inmediata y transparente por parte de la CSI».

La CSI afirmó en un comunicado la semana pasada que su trabajo sobre Qatar se había basado desde el principio «totalmente en el análisis objetivo y la evaluación de los hechos».

«Cualquier sugerencia de que cualquier otra entidad, de Qatar o de cualquier otro lugar, haya influido en la posición de la CSI es totalmente falsa», añadió.

Doha ha rechazado cualquier acusación de mala conducta.